Trabajos que podrían deprimirte tanto como el desempleo

Exclusivo
Buena Vida

Trabajos que podrían deprimirte tanto como el desempleo

Puede sonar algo drástico, pero al igual que el desempleo, tener un empleo que no te agrade podría llevarte a un estado de depresión.

Trabajos, trabajos... Los necesitamos para subsistir; si no nos pagan no tendremos dinero para suplir nuestra necesidades.

Tener un trabajo puede ser una ‘bendición’ pero al mismo tiempo podría ser una ‘maldición’... Puede sonar algo drástico, pero al igual que el desempleo, tener un empleo que no te agrade podría llevarte a un estado de depresión.

Esto fue revelado en un reciente estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Oregon Health & Science University-Portland State University (OHSU-PSU) y publicado en el American Journal of Epidemology, donde se analizaron los principales factores que generan depresión entre los empleados y cuáles son los trabajos que más provocan esta condición.

Otro factor a que tener en cuenta es que esta enfermedad afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Volviendo al estudio de la OHSU-PSU, donde participaron 5.300 hombres y mujeres de entre 24 y 33 años, evidenciaron que los trabajos en los que se tiene contacto directo con público (por ejemplo de mesero), son los que están asociados a mayores niveles de estrés, depresión y problemas para conciliar el sueño.

Según explica Elisa Sánchez, psicóloga y coordinadora del Grupo de Salud Laboral del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, citada por diario El País, “muchas de las personas que ocupan estos puestos de trabajo no lo hacen por vocación, sino porque no consiguen empleo en las profesiones en las que se han formado” .

Bajos sueldos y (ausencia) de propinas afectan

Trabajar en puestos similares al de mesero, donde los sueldos suelen ser un salario básico unificado, el único consuelo que te puede quedar son las propinas. Imagina si estas últimas son igual de bajas que tu sueldo o en el peor de los casos, ni siquiera te las dan.

Este escenario es más propensa a que ocurra en puestos de trabajo relacionados con hotelería, restaurantes de comida rápida, repartidores a domicilio, promotores de productos y los percheros de supermercado (por lo general polifuncionales).

De acuerdo a Sarah Andrea, doctora en Epidemiología de la OHSU-PSU y autora principal del estudio citada también por El País, a los bajos sueldos se suman otros factores como los contratos temporales, que también aumentan el riesgo y vulnerabilidad de las personas a caer en una depresión.

Las mujeres son las más afectadas agrega el informe. ¿La razón? Sufren acoso sexual en sus puestos de trabajo, tanto por parte de clientes como de compañeros y jefes, que las incitan a vestir de forma más provocativa para conseguir mejores propinas.

Soportando a los ‘buenos’ clientes

Aparte del tema económico, este tipo de empleados se enfrentan asimismo a los ‘caparichos’ y (malas) conductas de algunos clientes bajo la excusa de “el cliente siempre tiene la razón”.

Mientras Janne Boone-Heinonen, coautora del estudio, indica que esta práctica “todo el tiempo puede resultar un problema para los trabajadores”.

La experta explica que “mientras la idea de que ‘el cliente siempre tiene la razón’ puede ser un buen plan empresarial, nuestra investigación demuestra que puede tener un impacto negativo en la salud mental de los empleados”.