Exclusivo
Buena Vida

El ataque de los zombies vuelve a Guayaquil

Las funciones son de lunes a viernes de 14:00 a 21:00. Sábados y domingos de 13:00 a 22:00.

Imagen DSC01835

Este año Zombie Attack volvió al Malecón 2000 (Colón y Malecón) de Guayaquil. Por las fiestas octubrinas los muertos vivientes despertaron para asustar a los transeúntes. El equipo zombie tiene 15 personajes de escalofríos. Los amantes de la adrenalina viven desde el pasado 1 de octubre un recorrido de 10 minutos lleno de suspenso. ‘La Llorona’ sigue en busca de sus hijos y espera encontrarlos en esta fiesta del terror.

Las funciones son de lunes a viernes de 14:00 a 21:00. Sábados y domingos la hora del pánico es de 13:00 a 22:00. En grupos de ocho a 12 personas se recorre el laberinto tomados de una soga. La ambientación y el recorrido por el escenario generan un miedo que demuestra no ser un simple juego.

Se congregaron los personajes temidos por grandes y pequeños. El destripador, el diablo, los novios malditos y el come tripas son algunos de los zombies que esperan a sus invitados en la Casa del Terror.

Zombie Attack no es una casa tradicional, según su productora Gisella Montesdeoca. La oscuridad está en los cuartos del terror donde el blanco y negro son los colores para la expresión del miedo. Se escuchan gritos entre los grupos. Los hermanos Ana y Oswaldo García compraron sus entradas el miércoles 13 de octubre. Al salir del lugar, Oswaldo -horrorizado- dijo que “fue una locura... Yo quería huir de ahí”.

Montesdeoca trabaja junto a 29 personas en este proyecto que lleva 10 años en Guayaquil. A propósito de las fiestas y el Día de los Difuntos trabajan por dos semanas en la escenografía para dar aventura a sus asistentes. Montesdeoca recomienda que la edad para entrar al circo del terror sea desde los 9 años.

La entrada tiene un costo de USD 4. De lunes a jueves los estudiantes de colegio y universidad tendrán la oferta de 2x1.

Los zombies realizan un show fuera de su casa invitando a los caminantes del Malecón a pasar a su hogar para vivir momentos de tensión. Se pueden tomar fotos y por qué no, bailar una que otra coreografía junto a ellos.

La actriz Georgina Aguilar caracteriza a ‘La Llorona’. Ella asegura que le gusta actuar y año tras año trabaja en este evento para ver a la gente gritar.