Exclusivo
Deportes

¡La final será en Manta!

Con este resultado Emelec debe jugar como local el primer partido de la final, lo hará el miércoles 13 de diciembre a las 20:00.

JFS_9900.JPG
Delfín y Emelec se enfrentarán el domingo 16 de diciembreArchivo

Tras una convulsionada semana en el fútbol ecuatoriano, donde la FEF aún se ratifica en su posición de no permitir la transmisión por televisión de lo que resta del campeonato, sumada a la apretada jornada que se jugó este domingo 9 de diciembre, se definió el lugar donde se disputará la final del campeonato ecuatoriano de fútbol 2017.

Delfín, campeón de la primera etapa, se enfrentó en el estadio Jocay de Manta ante un ya descendido Fuerza Amarilla, con un plantel mixto, cuidando sus estrellas para la gran final ante Emelec, el equipo cetáceo derrotó sin despeinarse al cuadro machaleño, forzando así a Emelec a conseguir un triunfo en Quito ante el Nacional.

Con los horarios unificados los nervios entre los hinchas eléctricos se elevaron, un Nacional que hizo respetar su casa venció a Emelec dos tantos a cero ahogando así la posibilidad de cerrar el campeonato en el estadio Capwell. Escenario deportivo que también estuvo en duda tras una sanción impuesta por la FEF que al final terminó con la resolución de habilitar el estadio para este enfrentamiento.

La Ecuafútbol ya había recibido los horarios propuestos para los dos partidos que por la final del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol en la serie A deberán disputar Emelec y Delfín, y que definirán al campeón y vicecampeón del torneo.

Con este resultado Emelec debe jugar como local el primer partido de la final, lo hará el miércoles 13 de diciembre a las 20:00.

Pos su parte, el cuadro manabita debe cerrar jugando en casa el segundo encuentro de la final, este se disputará el domingo 17 de diciembre a las 12:00.

Barcelona sin copa

Otro de los encuentros que tenía la expectativa de los hinchas era el partido entre Barcelona y Macará, ambos equipos se disputaban un cupo a la Copa Libertadores 2018.

El ídolo que llegaba como favorito tras terminar entre los cuatro mejores de América recibió a un cuadro ambateño con hambre de gloria. Macará apretó el acelerador desde el primer minuto sentenciando el marcador en los primeros 45 minutos. Almada intentó mover las fichas en el ataque pero no tuvo buenos resultados. Con el 1 - 0 final Barcelona tendrá que replantear su estrategia para el 2018 ya que se quedó sin pan ni pedazo.