Exclusivo
Deportes

Kashima Antlers elimina al Atlético Nacional del Mundial de Clubes

Kashima Antlers se convirtió el miércoles en el primer equipo japonés que llega a la final del Mundial de Clubes.

ATLÉTICO NACIONAL-KASHIMA
Atlético Nacional queda eliminado del Mundial de Clubes.EFE

Kashima Antlers se convirtió el miércoles 14 de diciembre en el primer equipo japonés que llega a la final del Mundial de Clubes. Venció de forma sorprendente por 3-0 al campeón sudamericano Atlético Nacional en el estadio de la ciudad de Suita (Japón).

El primer gol del Kashima llegó a los 33 minutos, cuando Shoma Doi convirtió un penal tras una dudosa acción en el área entre Orlando Berrío y Daigo Nishi. Se trató de la primera vez que se usa el video en una competición de la FIFA para decretar la pena máxima, en este caso contra el conjunto de Medellín.

Yasushi Endo anotó el segundo tanto para los nipones en el minuto 83, cuando aprovechó un error del arquero Franco Armani para mandar de tacón el balón al fondo de las redes.

Dos minutos más tarde, Yuma Suzuki, que acaba de entrar desde el banquillo, anotó el tercero, ante la incredulidad de los jugadores del equipo colombiano.

El campeón japonés se enfrentará ahora al ganador de la semifinal que enfrentará el jueves al Real Madrid con el América de México. La final se disputará el domingo.

Atlético Nacional fue el mejor equipo sobre la cancha, sobre todo en la primera parte, con 23 disparos a puerta, frente a los 10 del Kashima. Sin embargo, no pudieron encontrar la forma de superar al veterano arquero Hitoshi Sogahata y acabaron pagando por sus errores.

“Nos faltó ser más claros. Tuvimos varias opciones y fuimos imprecisos”, dijo el entrenador del Atlético, Reinaldo Rueda. “Veníamos por la final. No logramos el objetivo y eso produce tristeza”. Con esto Atlético Nacional queda eliminado del Mundial de Clubes.

La derrota en su partido número 83 del año coronó unas semanas traumáticas para el campeón de la Copa Libertadores, que debía medirse en noviembre con el Chapecoense en la final de la Copa Sudamericana, partido que nunca llegó a disputarse por un accidente aéreo en el que murió la mayoría del equipo brasileño.