Exclusivo
Deportes

Las cábalas de los seguidores de Aucas previo al partido

Algunos seguidores del Aucas tienen varias cábalas para apoyar a su equipo.

Imagen thumbnail_29-DAVID CENTENO-AUCAS _02 (21562587)

Los hinchas de Aucas demuestran fidelidad a su equipo a pesar del mal momento en el que se encuentran. El estar cerca del descenso no aleja a los fanáticos ‘orientales’ del estadio. La mañana de este 29 de octubre, los seguidores llegaron al estadio del sur para apoyar a su club ante Fuerza Amarilla.

Dentro de los seguidores se encontraba Oswaldo Quishpe, quien acompaña al equipo desde cuando era niño. Es muy cabalístico y hace dos meses cambio su sombrero ya que según el ‘traía mala suerte’.

“Antes era un sombrero más grande, tenía unas pelotas grandes y el sello del equipo. Eso me acompañó desde que perdimos la categoría y al ver los malos resultados en esta temporada decidí cambiarlo”, explicaba el seguidor.

La prenda de vestir le dio resultado ya que en su primer uso acudió al partido con Liga de Quito. Ese encuentro los ‘orientales’ ganaron por un gol. De ahí en adelante la racha no paró ya que empató dos ocasiones con Delfín, Independiente del Valle y ganó a Universidad Católica.

“Este sombrero lo compré en Ibarra y le mandé a bordar el sello del equipo. Además le puse unas escarapelas de varios equipos y de la Vírgen de Guadalupe. Esa imagen la traje desde México”, argumento Oswaldo quien auguraba un marcador de tres goles a favor de su equipo.

Metros más adelante estaban los integrantes de la barra ‘La eterna’, agrupación que apareció hace 22 años, cuando se abrieron las puertas del escenario de Chillogallo.

Gustavo Arévalo, Guillermo Ibarra y Ramiro Pérez alistaban el tambor y varios instrumentos para ingresar al estadio.

Ellos comentaban que la única cábala que tienen es ubicarse siempre en el campo sur del escenario deportivo para apoyar a su equipo.

“Ha sido siempre esa la tónica de la barra ya que el equipo siempre gana el sorteo de cancha y empieza en el campo sur. Desde ahí nosotros cantamos a favor del club, esperando que gane”, decía apurado don Gustavo ya que el encuentro estaba a punto de comenzar.