Exclusivo
Deportes

La ‘fiebre’ amarilla ya empezó en Quito

200 hinchas de la capital ecuatoriana no se perderán el partido de Barcelona ante Gremio.

HINCHAS BARCELONA
Los aficionado se reunieron para varias busetas para viajar hasta Guayaquil.Henry Lapo

El sueño copero de Barcelona es una fiebre nacional. El Ídolo es el dueño de toda la atención futbolera en estos días y la pasión de su hinchada está desatada. Así lo demostró la barra Sur Oscura en Quito, pues no importó que sea la media noche para alentar a su equipo. Los fanáticos se pusieron a cantar y armaron tremenda fiesta en honor al cuadro canario.

Como tratando de liberar la ansiedad del partido que se viene ante Gremio, los cerca de doscientos aficionados que viajaron la noche del 24 de octubre para llegar a Guayaquil, extendieron sus banderas, sacaron los instrumentos y armaron el ‘carnaval’ en la placita del antiguo aeropuerto de la capital, en donde se reunieron para emprender el viaje hasta el Puerto Principal.

“Ídolo cómo te explico cuanto te amo yo” coreaban a todo pulmón en una especie de ritual para que vaya bien el viaje y para regresar con un buen resultado. Como si se hubieran trasladado por un momento a la grada del Monumental y tuvieran al equipo en frente, le cantaban: “Jugadores, escuchen a su gente, queremos ser campeones de la Libertadores”.

Esa es la obsesión, lo único en la cabeza de los hinchas y por eso para ellos valió la pena aguantar el frío saltando, con una cobija o envueltos en algún ‘trapo’. La noche iba a ser larga entre los kilómetros de viaje y pensar en el decisivo encuentro, por eso antes de subir a los buses se abrazaban unos a otros, con los rostros llenos de ilusión, pensando en su Barcelona, soñando con verlo campeón de la Libertadores.