Exclusivo
Deportes

Basquetbolistas ecuatorianos lamentan que la liga nacional siga en suspenso

Carlos Carcelén y Raúl Cárdenas, dos emblemáticos basquetbolistas nacionales, contaron a EXTRA las actividades que realizan luego de casi dos años sin disputar el torneo

BASQUET
La Liga Nacional de Baloncesto no se juega desde 2018.Archivo / EXTRA

Era octubre de 2018. Barcelona S.C. era eliminado en la primera ronda de playoffs de la Liga Nacional de Baloncesto ante Guerreros de Santo Domingo. Carlos Carcelén, uno de los integrantes de la plantilla canaria, nunca se imaginó que aquella iba a ser la última temporada de su carrera.

El experimentado jugador esmeraldeño, actualmente con 39 años de edad, recuerda que hasta octubre de 2019 esperó, como el resto de sus colegas, un pronunciamiento por parte de la Federación Ecuatoriana de Baloncesto (FEB) para conocer cuándo iniciaba el torneo del año pasado. Sin embargo, esto nunca ocurrió por falta de recursos económicos.

CARLOS CARCELEN
Año 2013. Carlos Carcelén (15) defiende la camiseta del Ídolo, en un encuentro ante Importadora Alvarado.Archivo / EXTRA

Fue un golpe fuerte, sobretodo para mí, porque ya años de básquet me quedan muy pocos, entonces, me da la impresión que estos dos años (sin liga) los pude haber jugado de buena manera todavía”, contó a EXTRA el ala-pívot, con evidente desazón.

Por la pandemia del COVID-19, es muy probable que el campeonato tampoco se juegue en 2020. Afortunadamente, casi inmediatamente después de que culmine el que sería el último torneo nacional, Carcelén consiguió ‘camello’ como docente de educación física en una institución educativa de Guayaquil. “No sabía que ya no iba a jugar básket, pero cómo son las cosas de Dios (risas)… ahora estoy enfocado ya en esta labor porque si no, la estuviera pasando muy difícil, como imagino que la están pasando alguno de mis compañeros que se dedican 100% a esto”, acota.

CARCELEN PROFESOR
Carcelén, desde fines de 2018, se desempeña como profesor de educación física.Cortesía

El espigado deportista, de 2,03 metros de altura, reveló que obtuvo el título de maestro hace ya varios años, pero nunca pudo ejercer sino hasta ahora. Por el momento, se dedica exclusivamente a dar clases, aunque en sus ratos libres practica el deporte de sus amores. Eso sí, ya no con la frecuencia de antes, solo un par de horas al día.

“Es triste, como amante del básquet y después como deportista, que de alguna forma vivimos de esto”, comenta Carcelén, sobre el presente del baloncesto ecuatoriano. En caso de que la liga se reanude algún día, el exseleccionado nacional no oculta su deseo de volver a pisar una cancha, pero también es consciente de que tampoco puede ‘lanzarse al vacío’:

Soy basquetbolista más de corazón que de otra cosa, siempre que haya la oportunidad de ejercer o de jugar, yo voy a estar de acuerdo, claro que no se puede poner por encima del bienestar familiar, en una forma podría tener problemas en mi trabajo actual por irme a una liga que no pueda cubrir económicamente lo que cubre mi trabajo actual, o que me cause problemas, tanto que pueda poner en riesgo mi trabajo. Por eso, a mí me cuesta más estos años que el resto, porque son los últimos”, finalizó.

BASQUETBOLISTA Y EMPRENDEDOR

CARDENAS ESPOL
Raúl Cárdenas, cuando militaba en Espol.Cortesía

Raúl Cárdenas, también exseleccionado ecuatoriano, confesó a este Diario que sí previó la actual crisis del básquet nacional. “Yo había visto que cada año en Ecuador es así: no se sabe cuál es la liga, cuáles son los equipos, no sabes si te pagan entonces tú vives con esa incertidumbre”.

El exbase tricolor, sin embargo, ha combinado su exitosa carrera deportiva –ha actuado en varios clubes nacionales, así como de Estados Unidos, Alemania e Italia- con múltiples emprendimientos, gracias a los cuales ha logrado tener estabilidad económica.

“Si me preguntas a qué me dedico para vivir, yo siempre tengo mis inversiones en Ecuador y por pasión ahora estoy aprendiendo el tema de coaching, que ya yo lo tengo de natura, y ahora me he volcado a redes sociales con el tema del básket, primero. Tengo un canal de YouTube en el que siempre hago videos, estoy activo, además la Fundación Raúl Cárdenas, que la inicié hace año y medio, y está funcionando en Ecuador”, explica el guayaquileño quien actualmente reside en Italia.

CARDENAS FUNDACION
Cárdenas, junto a los chicos de su fundación.Cortesía

El exjugador de Barcelona, Espol, entre otros clubes, explicó que busca, mediante el básket, que los niños se alejen del trabajo infantil. Los pequeños, de entre 13 y 15 años de edad, provienen de sectores como el Guasmo Sur, la Isla Trinitaria, entre otros.

Cárdenas, actualmente con 36 años, sueña volver a Ecuador, ya no para quemar sus últimos cartuchos como jugador, sino para implementar una liga profesional de baloncesto en el país.

No volvería como jugador, estamos trabajando duro para trabajar la liga, sería como dirigente y para que las cosas se hagan bien. Quisiera terminar mi carrera en otro país, puede ser Argentina, me gusta conocer nuevas culturas, gente, idiomas, quisiera algo de eso y ganar un campeonato así, en Ecuador necesitan a Raúl Cárdenas en otro sentido, ya no como jugador”, concluyó el exbase.

LA SUERTE DEL TORNEO 2020 SE DEFINIRÁ LA PRÓXIMA SEMANA

José Arévalo
José Arévalo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Baloncesto.Archivo / EXTRA

José Arévalo, presidente de la FEB, reveló a EXTRA que la liga nacional sí estaba prevista para reanudarse este 2020, pero el coronavirus complicó todo. A pesar del contexto actual, el directivo manifestó su intención es realizar un torneo que arranque entre noviembre y diciembre y que dure hasta febrero-marzo.

“El próximo 7 de agosto se realizará una capacitación sobre normas de bioseguridad para los miembros de los clubes nacionales y tal vez firmemos un convenio con el sector civil para que los clubes salgan beneficiados en este contexto. Este convenio sería para que se puedan realizar las pruebas correspondientes, a través de los procesos de bioseguridad”, adelantó.

TE RECOMENDAMOS