Boca vs. River: el segundo intento para jugar la final

Exclusivo
Deportes

Boca vs. River: el segundo intento para jugar la final

La Conmebol decidió retrasar en un inicio el partido hasta las 19:15 de este 24 de noviembre. Sin embargo, tras un pacto entre ambos equipos se traspasó para mañana.

Picture released by Telam showing the Boca Juniors team bus leaving t
La entrada de Boca Juniors al estadio de River Plate no fue la esperada.Agencias

Hinchas de River Plate apedrearon este sábado 24 de noviembre el bus que trasladaba a los futbolistas de Boca Juniors para jugar la final de la Copa Libertadores en Buenos Aires, por lo que la Conmebol decidió suspender el partido tan esperado.

Aunque inicialmente se pensó pasarlo a las 18:00, luego se lo retrasó hasta las 19:15 (hora de Argentina) y finalmente, se jugará este 25 de noviembre a las 17:00, así lo confirmó Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol.

Médicos de la entidad revisaron a algunos futbolistas de Boca que resultaron heridos por la rotura de los vidrios y por los gases que lanzó la policía para intentar contener los incidentes.

Imágenes de televisión mostraron a dos jugadores de Boca saliendo del vestuario para ser atendidos, y algunos medios locales dijeron que los futbolistas fueron trasladados a centros médicos para que se les realicen controles.

“La posición de Boca es no jugar. Tenemos dos jugadores heridos”, dijo a Fox Sports Darío Richarte, vicepresidente del club “xeneize”.

Este escándalo se da apenas días antes de que líderes de las naciones industrializadas que integran el G20, incluidos Donald Trump y Vladimir Putin, se reúnan en Buenos Aires a tan solo unas cuadras de donde se registraron los incidentes.

La final entre River y Boca es la primera entre dos clásicos rivales y entre los dos clubes más populares de un país en más de seis décadas de la Libertadores, por lo que concentró la atención mundial.

Las consecuencias

Al menos diez personas fueron detenidas este sábado por los incidentes que se registran en los alrededores del estadio Monumental a minutos del comienzo del partido decisivo de la final de la Copa Liberadores entre River Plate y Boca Juniors, informaron a Efe fuentes policiales.

El autobús de Boca Juniors que conducía al estadio a la plantilla fue atacado por fanáticos de River Plate antes de llegar al estadio, en el barrio de Belgrano de Buenos Aires.

Algunos proyectiles rompieron vidrios del vehículo y a continuación la Policía empleó gases para dispersar a los agresores lo que terminó por afectar a los jugadores, según explicaron directivos de Boca.

Fuentes del Gobierno de la Ciudad aseguraron que asistieron a los alrededores del estadio más de 100.000 personas, y desde la Policía informaron que hasta ahora son más de 10 los arrestados, aunque continúan fuertes disturbios.