Exclusivo
Deportes

Cerveza e insultos zumbaron en el partido

La decepción de la escasez de goles se la pasaba con cerveza. El hielo era picado mientras las botellas se enfriaban en una tinaja café, llena de agua, en la parte alta de la general sur, en el Olímpico Atahualpa, durante el partido Ecuador vs Venezuel

15-RENE FRAGA- ECUADOR VS VENEZUELA SEGUNDO GOL-RF_20.jpg
La afición ecuatoriana vivió con intensidad el triunfo tricolor ante Venezuela.René Fraga

La decepción de la escasez de goles se la pasaba con cerveza. El hielo era picado mientras las botellas se enfriaban en una tinaja café, llena de agua, en la parte alta de la general sur, en el Olímpico Atahualpa, durante el partido Ecuador vs Venezuela. Pero la realidad del primer tiempo cambió, al minuto 6 del segundo tiempo, cuando Arturo Mina anotó el primer tanto. La ‘bielita’ se regó por los aires como agua bendita para celebrar el punto conseguido.

Jorge Casillas, que vestía la camiseta de la Tri con el apellido Kaviedes, se agarró la cabeza de felicidad al ser testigo de la anotación. “Los primeros 45 minutos no estuvieron buenos”, afirmó el fan que llegó con su hijo, quién tenía la bandera de Ecuador pintada en su mejilla.

El seguidor, que permanecía de pie, frenó su grito de gol, cuando un cabezazo de Felipe Caicedo se fue de largo, alejándose del travesaño.

El sol disminuía su intensidad. La general sur veía atenta, entre los gritos de los vendedores de las empanadas de morocho, las gaseosas y los dulces. El piso de cemento estaba mojado por el agua que se arrojó por la euforia del partido.

Luis Salazar seguía el partido con su mirada y oyendo la radio de su celular negro. “Esto no es apto para cardíacos”, bromeó el hombre que también vestía la ‘piel’ futbolera. Esa adrenalina la intentaba canalizar mascando incesantemente un chicle, que marcaban los músculos de su mandíbula.

Al minuto 85, los venezolanos que estaban cerca de la zona sur se enfurecieron contra los ecuatorianos. Las cervezas ‘volaron’ de parte y parte hasta que los policías terminaron la disputa al ingresar con perros y equipos antimotines.

Los vino tinto se confundieron entre los agentes, mientras forcejeaban en el graderío. Los visitantes fueron desalojados y los locales salieron al poco tiempo de culminado el encuentro, que terminó 3 a 0, a favor de los jugadores tricolores.