Exclusivo
Crónica

Guatallarín, panas, camisetas, la previa del Clásico... éramos felices y no lo sabíamos

Solo el recuerdo de las previas entre panas antes del Clásico del Astillero han quedado, el COVID-19 lo cambio todo.

bsc
Aquella esquina del estadio Monumental, el mejor lugar para comer guatallarín, está vació. Solo el vive el recuerdo de la comida.Freddy Rodríguez

Nada es igual, el COVID 19 nos vino a cambiar la vida. Éramos felices y no lo sabíamos. Es tarde del 23 de agosto del 2020, estamos en toda la esquina de la tiendita, a un costado del estadio Monumental, en la avenida Barcelona y la calle que todavía no tiene nombre, esa que lleva a la concentración y al túnel del escenario del Ídolo.

Aquí antes del COVID-19, en tiempos de Clásico, la vida era linda.

A un lado las señoras que se transforman en madrinas que con un dólar te dan el famoso guatallarín que en realidad es arroz, con papas y jugo de maní y un mondongo perdido, pero es rico. Ahora ya no están, sus puestos están vacíos.

Para los hinchas del fútbol, este plato era digno de comer cada quince días, cuando se volvía al estadio.

Muchos dicen que el guatallarín del estadio no es lo mismo que el resto, tampoco están los que venden los chuzos, ni los yapingachos.

PREVIOS AL CLASICO DEL(32295285)
Pocos vendedores en el estadio Monumental, le vendían a los que pasaban por la Av. Barcelona.Freddy Rodriguez

Los vendedores de camisetas si están, pero solo hay cuatro y con el miedo de que les digan que se vayan de ahí.

Es día de Clásico, pero el ambiente está muerto, no están los amigos del fútbol ni los que aprovechan el fútbol para darse una vuelta por Guayaquil. Aquellos que llegaban por medio del transporte interprovincial no asomaron. 

No está la Policía en gran cantidad, todo es diferente. Se sabe que adentro jugarán Barcelona y Emelec y tocará ver el partido por televisión.

Tampoco hay previa, pero no esa de las radios o canales de televisión, sino la de los hinchas. Esa que tiene que ver con la comida, las camisetas, el darle los centavos a los hinchas que quieren completar para la entrada, la previa humana esa que no sale por televisión y se la vive fuera del estadio.

clasico
El comer fuera del estadio Monumental, por ahora es parte del recuerdo.Archivo

Por ahora se ha cumplido que no haya gente fuera, a excepción de uno que otro curioso y cuatro vendedores.

El COVID-19 nos cambió la vida, extrañamos la parte humana de los Clásicos, ese color del fútbol que se vive desde la mañana hasta cuando arranca el partido.

COVID-19, por ahora te llevaste lo mejor del fútbol: los hinchas que van a ver a sus equipos.

RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS