Exclusivo
Deportiva

Deportivo Cuenca, 'salvado' por Pedro Ortíz

El gol que 'regaló' en los descuentos el arquero de Emelec le permitió al equipo morlaco salvarse del descenso.

cuenca
Deportivo Cuenca triunfó por 2-1 ante Emelec por la fecha 14 en el estadio Serrano AguilarCortesia LigaPro

La salvación de Deportivo Cuenca fue un regalo del arquero Pedro Ortíz. Así lo consideran los miles de hinchas morlacos que aplaudieron la jugada del jugador de Emelec que intentó rechazar con la cabeza una pelota que llegó a su territorio, pero que al final se la dejó servida al argentino Diego Dorregaray, quien lo ‘bañó’ y anotó el gol de la victoria para los locales, cuando se jugaban minutos de descuentos.

EL PUNTAJE SALVADOR

Con ese gol, los cuencanos sumaron 31 puntos en el torneo de LigaPro y ya pueden dormir tranquilos, porque salvaron la categoría. 

Y es que el equipo estaba en el grupo de los 6 candidatos para el descenso y cuando muchos lo daban por ‘muerto’, tras la derrota ante Barcelona por 2-0 y después un empate 3-3 en casa ante Aucas, el pasado 11 de noviembre, el equipo logró levantar cabeza.

BUENA RACHA

Cuenca empezó su racha salvadora, empatando en Ambato 1-1 con Técnico Universitario. A la siguiente fecha venció en casa 1-0 a Mushuc Runa, luego recibió a Macará y le estampó un 2-1. En su visita a Riobamba le empató 1-1 al Olmedo y este miércoles logra vencer a Emelec 2-1. Fueron 12 puntos en seguidilla que le permitieron al equipo ‘austral’ soltarse la soga que tenían en el cuello. Este fin de semana visitarán a Guayaquil City, pero lo harán por cumplir con el calendario, porque ya no existe riesgo de descenso, ni tampoco posibilidades de un torneo internacional.

LA PELEA

El riesgo del descenso lo concentran ahora el El Nacional, Liga de Portoviejo, Orense, Mushuc Runa y Olmedo. El sufrimiento de los 5 equipos podría terminar este jueves 17 de diciembre cuando se jueguen los 4 partidos restantes de la fecha 14. Si pierden El Nacional y Liga de Portoviejo, ambos descienden y quedará todo sentenciado.