Exclusivo
Deportes

Steven Gerrard se despide del fútbol

Steven Gerrard deja el fútbol profesional luego de una carrera de 19 años.

(FILES) This file photo taken on May 25
El inglés fue parte del conocido ‘Milagro de Estambul’.AFP

Este 24 de noviembre del 2016 el eterno capitán del Liverpool y de la selección inglesa, Steven Gerrard, anunció su retirada del fútbol tras 19 años de trayectoria. A sus 36 años toma la decisión de colgar las botas, luego de permanecer por 18 meses en Los Angeles Galaxy. El comunicado lo realizó mediante una publicación en su cuenta de Instagram.

“He tenido una carrera increíble y mucho reconocimiento por cada momento pasado en el Liverpool, en la Selección de Inglaterra y en L.A Galaxy”, dijo el futbolista inglés a través de su cuenta de Instagram, acompañada de una foto que recoge sus mejores momentos en el fútbol. Y terminó: “Estoy entusiasmado acerca de mi futuro y siento que aún tengo mucho que ofrecer al fútbol. Estoy tomándome mi tiempo en considerar algunas opciones y realizaré un anuncio muy pronto de cara al próximo paso en mi carrera”.

Gerrard marcó un total de 186 goles con la camiseta del Liverpool y consiguió conquistar en tres ocasiones la Copa de la Liga (Football League Cup). Fue galardonado en 2005 con el Balón de Bronce (tercer lugar en la premiación del Balón de Oro), mientras, el mismo año fue parte del conocido ‘Milagro de Estambul’ en la final de la Champions contra el AC Milan. Con la camiseta de su país disputó tres mundiales consecutivos (2006, 2010, 2014).

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. Excompañeros de equipo como Fernando Torres o Xabi Alonso y personajes de renombre como Javier Zanetti mostraron, mediante sus publicaciones, el cariño y respeto que le guardan al “eterno capitán”. Luis Suarez también agradeció a su excompañero del Liverpool con una publicación que inicia con la frase: “A un capitán. A un compañero. A un amigo”. Suárez y Gerrard casi logran -en el 2014- que ‘los Red’ queden campeones de la Premier League, sin embargo, no pudieron conseguirlo.