Exclusivo
Deportes

Dixon Arroyo: “Me llamó Emelec y no dudé en decir que sí”

El refuerzo azul luchará por hacerse un puesto y reveló “estar ansioso” por llegar al club con el que firmó contrato hace 4 meses. “Este es mi regalo de Navidad”, bromeó con Diario EXTRA, en el barrio que lo vio nacer.

Foto de Sistema Granasa
Arroyo ya tuvo minutos en el Capwell, cuando Independiente visitó a Emelec en este año.MARIUXI CÁCERES

Las calles 44 y la N, en el Batallón del Suburbio de Guayaquil, se llenaron de niños el pasado viernes, esperando ansiosos, junto a una tarima, que iniciase la gran fiesta.

Al caer la noche, un auto blanco llegó a la casa esquinera del sector, donde se organizaba un agasajo navideño. Aplausos, felicitaciones y gritos. Era Dixon Arroyo, nuevo refuerzo de Emelec, quien no esperó para abrazarse con su familia, luego de que el club eléctrico oficializara su contratación por cinco años.

El centrocampista recibió a EXTRA en el barrio que lo vio nacer para analizar su traspaso al plantel que, según él, “tiene la hinchada más grande del país”. Reveló, con un sonrisa piadosa, que hace cuatro meses había firmado su contrato con el Bombillo. “Cuando llamó Emelec, no dudé en decir que sí”, confesó el volante, que tuvo que mantener el secreto guardado este semestre.

¿Consideras que este será tu mayor reto deportivo?

Mi mayor reto es salir del país, llegar a Emelec es un gran paso. Ahora que estoy en este club espero hacer las cosas de la mejor manera y llegar a la selección absoluta.

¿Cuándo recibiste la propuesta?

(Risas) La propuesta viene hace seis meses. Mi representante, Luis Chiriboga, me llamó y me dijo que Emelec se había pronunciado, no dudé en decir “vamos para allá”.

Aparte de Emelec, ¿recibiste ofertas de algún otro club?

Hasta el final, sabiendo que había firmado con Emelec, hubo propuestas de Barcelona, Aucas y Liga. Me mantuve callado y siempre tranquilo. De igual manera traté de ser responsable con el club en el que estuve hasta el último partido. Además, en Emelec fueron muy profesionales al momento de dar la noticia.

¿Has conversado con alguien del club eléctrico?

Con el primero que hablé en Emelec fue con Nassib Neme, que me dijo que me estaban esperando. Le respondí: “Presidente, tengo tantas ansias de llegar que apenas termine el campeonato estaré allá”.

En el equipo de Sangolquí eras titular indiscutible, ahora tendrás que pelear por un puesto con Gaibor, Lastra, Nelson Soliz, Quiñónez. ¿Cómo analizas esa situación?

Los retos siempre estarán en la carrera de un futbolista, porque siempre hay dos o tres por puesto. Solo queda luchar, entrenar al máximo, tener el apoyo de la familia y cuidarme en lo físico. Con esfuerzo y sacrificio conseguiré la titularidad.

¿Crees que jugar Libertadores con Emelec representa mucho más compromiso que con Independiente?

Podría decir que jugar Libertadores con Emelec representa mucho más compromiso por la historia que tiene el club, tanto fuera como dentro del país. Esperemos que el reto que se ha trazado el club (ganar la Copa Libertadores) podamos cumplirlo.

Esta vez Emelec tendrá que enfrentar a River Plate en fase de grupos, equipo al que conoces muy bien. ¿Cómo te sentiste jugando ante los argentinos?

Conozco cómo juegan los argentinos, son muy fuertes en Copa, son equipos que arman plantillas millonarias. Sin embargo, dentro de la cancha eso no influye y la gente es testigo de eso con Independiente del Valle. Éramos chicos y se llegó a la final.

La hinchada de Emelec influye mucho en cada partido del equipo, a unos jugadores les afecta para bien y otros para mal, ¿cómo asimilas esa presión que tendrás a futuro?

La verdad estoy muy contento de jugar con esa presión. Cuando Emelec dio la noticia de que llegaba al club, la hinchada se pronunció. Es la mejor del país, aunque vayas perdiendo o ganando, no se detiene. Siempre levantan a los jugadores.

¿Cómo defines tu estilo de juego?

Trato de que mi juego sea muy técnico y con mucha proyección. Me gusta hacer la pausa en el medio campo.

¿Te consideras hincha de algún equipo ecuatoriano?

(Risas) Toda mi familia es barcelonista. Por ahora me considero hincha del equipo en el que estoy jugando, defiendo los colores del club en que me encuentro.

Creo que tiene vícnulos con Darío Aimar y Robert Arboleda.

Ambos me hicieron cuñado. Aimar es el novio de mi hermana Dana y Arboleda es el esposo de mi otra hermana Yamileth.

Se puede decir que llegar al campeón fue tu regalo de Navidad. ¿Cómo te sientes este fin de año?

Sí, la verdad que sí. El fichaje con Emelec es el regalo de Navidad mío y de mi familia. Todos estamos muy contentos.

¿Por qué crees que se fijaron en ti?

Si uno no hace las cosas como las debe hacer, nada mejorará. Pienso que este ha sido el mejor año de mi carrera deportiva, los partidos te dan mucha confianza y los clubes lo notan. Creo que de eso dependió que Emelec se fije en mí.