Exclusivo
Deportiva

¡La cocina salvó a Jerson Stacio!

Por la emergencia sanitaria  Deportivo Cuenca le rescindió su contrato, por lo que emprendió el negocio de venta de comida a domicilio

jerson 3333333
Tras ser despedido de su cargo, el también exjugador, se metió de lleno a la cocinaCortesía

Por culpa de la pandemia, las charlas técnicas en la cancha o el camerino con los jugadores quedaron para otro día. Hoy, Jerson Stacio Bobadilla pasa metido en la cocina, preparando exquisitos platos típicos para sus clientes.

El entrenador de las reservas y coordinador general de las formativas del Deportivo Cuenca cuenta que a inicios de abril, los directivos del equipo morlaco lo llamaron para pedirle que firme la terminación de su contrato, porque la crisis sanitaria que vive el país los tenía ‘ahorcados’.

“Cuando todo mejore, lo volvemos a llamar”, le dijeron y Stacio aceptó sin objeción.

Pero el ventanense, de 44 años, no se quedó de brazos cruzados, inmediatamente desempolvó las ollas, sartenes y cucharones para poner en práctica lo que su madre Lupe Bobadilla le había enseñado en la cocina.

“La venta de comida no es nueva para mí. Mi tía era dueña de un restaurante famoso en Esmeraldas (Gualberto), luego lo llevó a Guayaquil y yo le ayudaba cuando podía”, cuenta el exjugador de Emelec, Audaz Octubrino, Aucas, Deportivo Quevedo, Valdez, Santa Rita, Macará yDeportivo Cuenca, donde colgó los botines en 2011 por una falla cardiaca que le detectaron los médicos.

RELACIONADAS

AYUDA DE SU HIJO

El salto de la cancha a la cocina lo hizo, con la ayuda de su hijo Jerson Rivaldo, quien es árbitro profesional y se acomoda el horario de entrenamiento, para ayudarle a su padre en la cocina. “Es como mi asistente, porque me apoya mucho, cuando me toca preparar los platos o ir al mercado de compras”, añade el DT, quien incluso dirigió al primer equipo morlaco, cuando se fue el argentino Luis Soler a mitad de temporada en 2019.

HABÍA FRACASADO

En 2004, Stacio montó un restaurante en Cuenca, cuando aún era jugador. Pero su proyecto se cayó, porque puso de administrador a dos extranjeros que lo ‘golearon’.

“Me fue mal y decidí cerrar, porque no tenía tiempo para atenderlo y los encargados no respondieron como yo pensaba. Fue una plata botada, pero esta vez hice un estudio de mercado, empecé a publicar mi idea por Facebook con el logo de Marisquería El Profe. Enseguida me llamaron las amistades para hacer sus pedidos y hoy es un éxito”.

LOS PLATOS

Entre los platos que Stacio ofrece a sus clientes están: encocado de pescado y de camarón, encocados mixtos, pollo ahumado, chuleta ahumada, bollos de pescado y de camarón.

PIENSA VOLVER

Jerson Stacio dice que no piensa desligarse totalmente del fútbol, pero que por ahora aprovechará la paralización por la pandemia, para asentar el negocio.

jerson 1
Antes de la pandemia, Jerson Stacio se desempeñó como DT de las formativas del Cuenca.Cortesía

Una vez que pase la tormenta que creó el coronavirus buscará meterse nuevamente a las canchas, porque lo suyo es la pelota, sin descuidar la preparación de comida. “Los directivos dijeron que me llamarían cuando todo haya mejorado, para que siga dirigiendo las reservas y vigilando las divisiones formativas del equipo, ojalá salga algo”, menciona. 

En 2011 Jerson Stacio se tuvo que retirar del fútbol, debido a una afectación cardiaca que le encontraron.

TE RECOMENDAMOS