Exclusivo
Deportes

Roberto Ordóñez: “Éramos un solo puño que al final se abrió”

La Tuca considera como un amigo a Francisco Silva, pese a que lo cuestionó luego de la final. El delantero cree que algunos compañeros no se dieron cuenta lo que se jugaba el Cetáceo al final del año.

JUGADOR DEL DELFIN LA TUCA ORDONEZ
Roberto Ordóñez va a quemar mañana a La Tuca Junior.Jimmy Negrete / EXTRA

Han pasado dos semanas desde que Emelec ganó la final del torneo nacional de fútbol ante Delfín. Después de ese partido los cuestionamientos de Roberto ‘La Tuca’ Ordóñez al capitán del Cetáceo todavía resuenan en el país. “Francisco Silva es una persona que nos defraudó a todos y estamos dolidos por eso... Estoy sin palabras”, expresó el goleador en ese entonces luego del duelo.

Ordóñez, horas antes de quemar el año viejo que han hecho de él, dialogó en exclusiva con Diario EXTRA sobre este tema y lo que se viene para la Copa Libertadores.

¿Qué pasó con Francisco Silva tras las declaraciones que hiciste?

Silva me mandó un mensaje donde decía que nunca había hablado mal de mí. Solo dije la verdad, no declaré nada fuerte. Cuando necesitábamos que estemos cerrados como un puño, lo que había sido todo el año, ese puño se abrió y fue una mano abierta. Teníamos que estar todos unidos. Sentía impotencia, se me salieron las lágrimas en la cancha por no llegar juntos a ganar la final, quería ser campeón.

¿Cómo quedaste con Silva?

No le contesté el mensaje para no entrar en polémicas, lo considero como amigo. Somos seres humanos y nos equivocados, esta vez fue él, luego puede ser otro o yo mismo, pero eso ya pasó. Lo importante es enmendar las cosas que hicimos mal.

¿Por qué se abrió ese puño que era Delfín?

Siempre dije que Delfín era una sola familia, que era un solo puño, pero nosotros permitimos que se abriera para que se den varias cosas. Muchos nos confundimos y una de esas situaciones fue el problema con el compañero (Silva). Fue una semana muy corta con dos partidos. Fue algo complicado.

¿Habían tenido esta clase de problemas antes?

No, hay problemas pequeños, pero esto fue grande, debido a lo que estábamos peleando, que era ser campeón.

Sí hubo dificultades, pero de manera interna. Creo que nos faltó saber lo que teníamos por delante, era una final. Creo que caímos en la ignorancia de no saber lo que nos íbamos a jugar.

¿Faltó experiencia para manejar la final?

Creo que no se dieron cuenta lo que nos jugábamos, muchos dimos todo porque queríamos ser campeones.

¿Está listo para su primera Copa Libertadores?

Es algo maravilloso lo que se viene, es mi primer torneo internacional con clubes. Me ha llamado la prensa de Chile y Colombia por lo que se viene. Recuerdo que los chilenos hablaron mucho de mi paso por la Tricolor y ahora comentan que enfrentaré a Colo Colo.

Atlético Nacional, Colo Colo y Bolívar, ¿qué rival te llama más la atención?

Solo quiero que pase la pretemporada y jugar la Copa Libertadores, es un sueño que todos los jugadores tienen y pocos lo cumplen. Es mi primer evento a nivel internacional y todo el mundo está pendiente de esto.

¿Qué se viene para La Tuca en el 2018?

Seguir siendo titular y que mi Delfín siga haciendo bulla de la buena, veo un gran año con dos torneos, el nacional y la Libertadores. Sueño cosas positivas. Que no seamos solo el boom de llegar al torneo internacional, sino que hagamos historia.

¿Con Delfín hasta cuándo?

Te confieso que estoy feliz en Manta, tengo contrato hasta este año. Algo se ha hablado de otros equipos, pero me siento cómodo y quiero jugar Libertadores. Hay varias opciones, esto es fútbol, pero eso lo maneja mi representante, estoy tranquilo en Delfín, además el cariño de la gente no tiene precio.

Hiciste un gol sin zapato, después Messi dio un pase sin calzado, impusiste la moda

(Risas) Eso lo leí en las redes sociales y el único que no ha hecho esto es Cristiano Ronaldo. Pero me tocó hacer el gol, son cosas que se quedan para la historia.

A quemar a La Tuca monigote

He visto muchos, uno me lo regaló un compañero, también me obsequiarán uno gigante. En Manta hay bastantes y eso demuestra el cariño de la gente. Antes veía como quemaban a los años viejos, ahora me toca quemar a La Tuca Junior.

Tiene un ‘tuco’ de negocio en Guayaquil

Su madre Sonia Ayoví Orobio, más conocida como La Cucha, siempre soñó con ver a sus hijos trabajando juntos. En vida no lo pudo hacer, pero Roberto ‘La Tuca’ Ordóñez lo hizo realidad hace cuatro meses.

El futbolista habló con el principal del Delfín, José Delgado, a quien le pidió trabajo para un familiar, pero este le dijo que mejor emprenda en un negocio propio para la familia y le abrió los ojos al delantero.

En la actualidad, Roberto es el propietario de un asadero de pollos en pleno suburbio porteño, en la 29 y la Ch, donde el pasado 24 de diciembre dice que se vivió como una final.

Los que llegaron a comprar se quedaron asombrados porque La Tuca les servía, limpiaba las mesas y hasta sacaba los pollos asados.

“Fue una cosa de locos, nunca había habido tanta gente, muchos me pedían fotos, estaba a full, y fue en ese momento que pensé en sortear camisetas en los próximos días. La gente hacía filas en cantidad, creo que sudé más que en la cancha”, dice el ‘empresario’ Ordóñez, quien ya está viendo dónde puede abrir un segundo local.

“La bendición de Dios es muy buena y la gente se va contenta” expresó el jugador, quien dice que es el único que se hace publicidad con la camiseta que juega y que lleva la frase Esquina de Ales, la franquicia que adquirió.

“La carrera del jugador es muy corta, mi madre siempre me habló de esto. Además, arranqué tarde jugando, pero mi mamita me decía que si le podía dar la mano a mis hermanos que lo haga. Ahora es una realidad”, señaló Ordóñez, a quien en estos días le tocó ir a buscar carbón por varios sectores de la ciudad porque estaba escaso.

Le gusta este negocio y va por más, en realidad esto era un anhelo de su madre, pero ahora él lo maneja y trabaja con sus hermanos Marlon, Olga y Jéssica.

“Antes que se vaya al cielo, ella me hablaba de esto y gracias a Dios se lo hizo realidad”, contó Ordóñez, que tiene la idea de hacer el asadero más deportivo del país.

Está feliz con su emprendimiento, donde trabajan siete personas. Además tiene en mente abrir una escuela de fútbol en Guayaquil o Manta.