Exclusivo
Deportes

Garcés dice que tiene reservado un par de patadas para Francisco Silva

El delantero manabita recordó los actos de indisciplina del zaguero paraguayo, algo que afectó a Delfín, previo a la final ante Emelec en 2017

Carlos Garcés
El delantero Carlos Garcés(d) afirmó que aún se encuentra dolido con su excompañero, Francisco Silva (i), a quién lo acusa de que por él Delfín perdió la final en 2017.Archivo

El delantero ecuatoriano de Delfín, Carlos Garcés, aún no olvida la final del campeonato nacional que perdieron en 2017 ante Emelec.

Garcés le echó toda la culpa al exzaguero paraguayo que tuvo ese año el equipo manabita, Francisco Silva, quien un día antes de la final de vuelta fue separado del club, tras haber cometido actos de indisciplina. En su momento se afirmó que después de perder la final de ida, en Guayaquil, Silva se habría encontrado con varias mujeres, en el hotel de concentración.

Por ello Garcés indicó que aún se encuentra indignado con el zaguero guaraní, a quien, si lo vuelve a ver dentro de una cancha, no dudará en patearlo.

Es algo que quedó a raíz de eso y de mi parte seguirá siendo así (enojo), porque fue una falta de respeto muy grande para nosotros, nos dañó mucho. A él lo veo en un equipo voy y le digo lo que tengo que decirle y si tengo que pegarle una patada, le pego una patada. Pero él se ganó eso a raíz de todo lo que hizo”, manifestó Garcés en el programa ‘Fútbol Bohemio’.

Inconvenientes

El delantero manabita contó, además, cómo se dieron los inconvenientes con Silva, previo a la final del torneo nacional que disputaron ante los azules.

“Esa semana pasó de todo, hubo reunión entre los jugadores porque a la final pasamos toda la semana concentrados. Nos dieron una tarde para pasar en familia y el tipo (Silva) cogió y esa tarde hizo lo que quiso antes de la final (de vuelta). No pensó en lo que estábamos jugando, estaba pensando en otra cosa”.

Por otro lado Garcés contó la vez en que se topó con Silva en una discoteca, pero el manabita ignoró al zaguero guaraní. “Yo me lo encontré después ese mismo año. Salí a una discoteca con mi esposa y me lo encontré ahí, pero a raíz de que pasó eso, no le hablé más. Él me hizo un gesto (en la discoteca) de que me brindaba un trago. Yo estaba con un amigo y me dijo ‘te manda un trago Silva’. Yo le dije, ‘dile que no, que no me hable más’. Ahí murió el tema con él”, finalizó.

RELACIONADAS

Antes de la final con los azules, a Silva se lo vinculó con Emelec, pero en su momento el propio jugador desmintió todo. Sin embargo, un año después, el Bombillo dio la sorpresa, al anunciar la llegada del guaraní.

TE RECOMENDAMOS