Exclusivo
Deportes

La fiesta se armó dentro y fuera del estadio

El festejo de armó en las afueras del estadio. Mientras los jugadores, dirigentes y cuerpo técnico esperaban la premiación en la cancha, la hinchada empezó a cantar, saltar, gritar y a lanzarse agua y cerveza.

Imagen thumbnail_festejo
Sudaba la gota gorda tocando el bombo y sus acompañantes cantaban las canciones del cuadro canario.Carlos Anchundia

El festejo de armó en las afueras del estadio. Mientras los jugadores, dirigentes y cuerpo técnico esperaban la premiación en la cancha, la hinchada empezó a cantar, saltar, gritar y a lanzarse agua y cerveza. Fue una locura total por la consecución de la corona 15.

El carro que transportaba a los jugadores salió alrededor de las 20h00 para realizar el recorrido con la copa por las principales calles guayaquileñas, hasta llegar a la concha acústica del Parque Samanes al norte de Guayaquil, donde culminó la celebración del equipo.

Y mientras jugadores, dirigentes y cuerpo técnico se vayan a casa, la hinchada promete amanecerse festejando el nuevo título del cuadro canario que no se coronaba campeón desde el año 2012.

“Hoy me amanezco festejando, esto es inolvidable, Barcelona es ídolo y eso nadie lo quita” gritaba Fernando Guamancela que vive en el barrio San Eduardo y asistió al estadio con su hija de 5 años en hombros.

Igual a Guamancela, miles de seguidores del cuadro torero rebozaban de alegría porque su adorado Barcelona, pese al empate con Aucas, recibía el título de campeón del torneo nacional.

Carlos Alvarado de la barra Sur Oscura era otro de los que se desgastaba la garganta cantando. Sudaba la gota gorda tocando el bombo y sus acompañantes cantaban las canciones del cuadro canario.