Hinchas ecuatorianos, enfocados en portarse bien en Catar
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

Hinchas ecuatorianos, enfocados en portarse bien en Catar

Los hinchas de Ecuador dicen que hay que tomar precauciones, porque la FIFA estará observando su comportamiento en las gradas.

Anthony Richard
Anthony Richard dice que evitará cantar, para que la FIFA no sancione a Ecuador.Cortesía

La hinchada de Ecuador estará siendo vigilada con lupa por la FIFA, hoy en el partido ante Países Bajos, debido a que se abrió un expediente contra la afición tricolor, por las frases ‘malcriaditas’ que gritaron en el primer partido, en la victoria ante Catar en el estadio Al Bayt.

EXTRA conversó con cuatro ecuatorianos que estuvieron en el partido, y que hoy volverán a estar acompañando a la Tri.

Anita Merino es hincha de Barcelona y vive en Nueva York. Ella afirma que para enfrentar a Países Bajos hay que tener precaución en muchas cosas. “FIFA nos está viendo, no hay cómo decir nada que nos perjudique en el futuro. Si hubo algo fuera de tono, ya pasó. Somos una hinchada tranquila que siempre está apoyando a sus jugadores”, dijo.

Anthony Richard, que llegó de Nueva Jersey, sabe que la afición nacional no puede dar ‘papaya’ a una posible sanción. “De lo que he escuchado en Doha, la afición se dedicará a apoyar con cánticos que no molesten a nadie”.

Para el periodista Miguel Ángel Criollo, que llegó desde Manabí, “no vale provocar a FIFA, ellos ya abrieron el expediente; solo pido tranquilidad, no sabemos en realidad cuál sería la sanción”.

Mientras que el periodista Ufredo Borbor, que fue entrevistado por la prensa de Holanda sobre este tema, comentó: “Con FIFA no se juega. Es más, en realidad no se sabe qué pretenden, pero he hablado con muchos ecuatorianos, les he pedido tranquilidad, les he rogado que no estén cantando nada contra Chile y que tampoco pidan cerveza de manera pública. Espero que nada malo ocurra, es hora de hacer barra de manera tranquila”.

El cotejo de este 25 de noviembre tendrá sus propias reglas en las gradas, y por eso la FIFA tendrá doble dolor de cabeza: estará mirando a los hinchas de Ecuador y vigilará de cerca a los fanáticos de Países Bajos, que tienen fama de ser los revoltosos de Europa.