Exclusivo
Deportes

Javier Rodríguez y las claves de su éxito con la Sub 17

Con esta categoría es la segunda vez que clasifica a los octavos de final de un Mundial.

JAVIER RODRÍGUEZ
Rodríguez logró su segunda clasificación a los octavos de final en la categoría sub 17 tras ganarle 3-2 a Hungría.Archivo

Javier Rodríguez, el entrenador de Ecuador, le puso un hito más a su hoja de vida: su segunda clasificación a los octavos de final de un Mundial en la categoría Sub 17, al ganarle 3-2 a Hungría este viernes.

En 2011 fue en México y ahora es Brasil 2019.

El hombre que dejó el comercio en Guayaquil por ser entrenador de fútbol, ahora disfruta de una clasificación y a la espera de rival.

¿Cuáles son las claves del éxito de Javier Rodríguez como entrenador? ¿Por qué ha logrado con Ecuador lo que otros no? Hagamos un repaso de cinco razones a considerar. Están abiertas al debate y las ponemos sobre la mesa. Empecemos:

DISCIPLINA

Es lo que más pide Javier Rodríguez a los futbolistas que dirige: disciplina. Sus entrenamientos son rigurosos, pero sobre todo manejando el ánimo de los chicos.

Además de los ejercicios tácticos, físicos y charlas técnicas que Rodríguez dirige, él es una especie de psicólogo y orientador. Recordemos que los futbolistas que dirige son personas en formación, adolescentes. Y eso sí, siempre, siempre, está presente la disciplina.

PERFIL BAJO

Como periodista, hablar con Javier Rodríguez es difícil. No es mediático, huye de las entrevistas, no hace buenas migas con las cámaras ni los micrófonos. Prefiere tomar este tiempo, dicen sus allegados, para pensar en sus chicos y trabajar con ellos.

BUEN OJO

No sería exagerado decir que Javier Rodríguez tiene el mejor ojo clínico de Ecuador para identificar talentos en el fútbol, a jóvenes jugadores que luego triunfarán. Y abundan muestras de lo que decimos: de su primer mundial, Rodríguez llevó a Cristian Ramírez, José Cevallos, Carlos Gruezo y Joel Valencia. ¿Qué hay de común en esa lista? Todos ellos ahora juegan en Europa.

Lea: ¡Ecuador Sub 17, triunfa y clasifica a 8vos del mundial!

HUMILDAD

Una de sus caracteristicas es la sencillez. Si ya mencionamos la disciplina, la humildad es otra de las características que Javier Rodríguez busca cultivar entre los jóvenes futbolistas que le toca dirigir. Nada de agrandarse, de marearse con la fama, de sentir que se llegó a la gloria porque los periodistas se acercan por unas declaraciones, porque firmaron sus primeros contratos o porque los empresarios ya asoman ofreciéndoles ropa de marca o viajes en primera clase. Eso sí, la humildad debe ir siempre de la mano a andar por la vida con la frente en alto.

REGLAS

Le gusta ‘negociar’ con sus jugadores, el tema de moda es la restricción del uso de los teléfonos y aquí hay reglas establecidas: tienen ciertas horas para comunicarse con sus amigos y familiares, luego todos los aparatos son guardados y a concentrarse para trabajar.

¿QUIÉN ES?

En las siguientes preguntas podrán descubrir quién es Javier Rodríguez, el hombre de los cuatro mundiales con Ecuador, con la Sub 17: México 2011, Chile 2017 y Brasil 2019; y uno con la sub-20 en Corea del Sur (2017).

¿Su meta es que sean personas de bien?

La formación es integral. El fútbol se genera a través de decisiones que van ligadas con los pensamientos, los cuales están conectados con lo que sentimos y en esto último es en lo que trabajamos más. Los chicos pueden estar bien hoy, pero mañana se les baja el ánimo y se los nota inestables. Tenemos que trabajar para que su cabeza esté bien, porque eso les da firmeza a la hora de jugar.

¿Cómo está el ambiente de concentración?

Estamos junto a la selección de Hungría. Escogimos un lugar que tiene 100% concentración, está alejado del centro de la ciudad, eso sirve para trabajar con tranquilidad.

¿Las mismas reglas del Sudamericano en Lima, los celulares controlados?

Es algo que se negocia con los muchachos y con mucho respeto. Pueden comunicarse con sus familiares, pero con un control. Tratamos de que no tengan los celulares tanto tiempo. Además, en el hotel pedimos que no les pasen llamadas, a veces los empresarios los desconcentran.

¿Hasta qué hora es el último contacto telefónico?

Hasta después del desayuno y a la hora del almuerzo, como a las 13:00, los celulares se guardan y se concentran de lleno a lo que es el partido. Es algo que ha funcionado de buena manera.

Lea: Las ‘culebras’, el rival más grande en Barcelona

¿Cómo llega a Brasil?

Con la misma ilusión de como hace nueve años cuando debuté en un Mundial en México 2011. Los mismos sueños, pero con mayor experiencia, con las mismas ganas de hacer todo bien, de ayudar a crecer a estos chicos y hacer un buen torneo para mi país. Dependemos de la capacidad de estos jóvenes que a esta edad pueden jugar con cualquier país del mundo. Estamos conscientes de nuestras fortalezas y debilidades. Confiamos plenamente en la creatividad y el atrevimiento de estos chicos.

Un cuarto mundial, ¿qué le queda a Rodríguez de todos los mundiales pasados?

Muchas experiencias, me enorgullece ver a muchos chicos que han llegado a ser profesionales, además de que son personas de bien, eso me motiva a seguir trabajando con más ganas.

¿Y las cábalas?

No existen, porque cuando se trabaja con responsabilidad el resultado llega.