Exclusivo
Deportes

¡Dos modelos brasileñas 'pujan' por un pañuelo de Messi que cuesta un millón de dólares!

La prenda, que nueva podría costar solo un dólar, con las lágrimas del astro argentino ha tomado un valor que raya en la locura

E9f-rgrWEAQimPk
La oferta de Suzy Cortez por el pañuelo que usó Messi llega a $ 680.000. Le falta para el millón de dólares.Cortesía

El mundo está loco, de verdad. Resulta que dos modelos brasileñas que aman a Lionel Messi se están peleando, pero no por él. La lucha, que se libra en redes sociales, es por determinar quién de ellas se queda con la pequeña prenda que usó Lionel Messi el día de su despedida del FC Barcelona. El mismísimo pañuelo al que el argentino no le dio importancia y dejó botado con todas sus lágrimas en las instalaciones del club español.

26efeeeb7f2cafa615c9420a5dda21aa
Luana también quiere el pañuelo de MessiCortesía

Suzy Cortez, la famosa brasileña que se ha tatuado tres veces el nombre de Messi (incluso en su colita), quiere el pañuelo. Sin embargo, no es la única que lo desea, pues la brasileña y modelo de Playboy Luana Sandien también anda detrás de ese objetivo.

El dichoso pañuelito está valorado en el mercado negro de subastas en un millón de dólares. Así como lo leyó. Una locura, considerando que esa prenda nueva no cuesta ni un dólar.

E8QwSi5X0AE7Esc
El famoso pañuelo de Lionel Messi.Cortesía

Después de que Messi ‘se fue de moco’, dejó botado ese pañuelo, pero una persona (que no ha querido revelar el nombre) lo tomó y ahora lo está subastando.

Suzy dice que puede dar hasta $ 680.000, mientras que Luana solo $ 600.000.

¡Suzy Cortez y una traición por amor a Messi!

Leer más

Además, Suzy ha expresado que Luana no es una fan ‘de a verdad’ y que recién aparece diciendo que también ama a Messi. Lo real es que Luana sí ha posado con la camiseta del exequipo de Messi, el FC Barcelona, pero para una revista para adultos en África.

Hasta el cierre de esta edición, el pañuelo que retuvo las lágrimas de Messi no tiene dueña. Les falta mucho dinero a las dos brasileñas.