Exclusivo
Deportes

La Tri arribó a Quito dolida, pero satisfecha por la renovación

Los jugadores llegaron este 6 de octubre y se dirigieron a la Casa de la Selección.

Llegada de la selección desde Chile
Luego del 10 de octubre, Célico regresa a dirigir las formativas nacionales.Archivo

Con el cansancio físico del viaje desde Chile y el golpe que significó la derrota al dejar definitivamente eliminada a la selección ecuatoriana, los jugadores arribaron al aeropuerto Mariscal Sucre sobre las 06:00 de este viernes 06 de octubre.

Esta nómina de futbolistas aún debe encarar un partido más, que serán con Argentina, por lo que se embarcaron rápidamente en un autobús que los trasladó hacía la Casa de la Selección, donde permanecerán concentrados.

El técnico Jorge Célico no ocultó su tristeza por el 2-1 a manos de los chilenos: “Yo estoy muy dolido”, pero al mismo tiempo quiso resaltar que “la entrega, el coraje de los muchachos en el partido fue muy bueno”. Por estas cualidades siente un poco de alivio, ya que “se puede perder de muchas maneras, pero esta es una de las que te deja tranquilo”.

Ahora le quieren poner el pie a Argentina

El estratega, que dirigirá un partido más con la selección para luego continuar trabajando en las formativas nacionales, plantea que esta eliminación tiene que servir para una transformación: “Creo que es momento de hacer una base del torneo local, de futbolistas que puedan llevarnos a consolidar esto de cara al próximo Mundial”.

Ahora solo queda un encuentro, el martes 10 de octubre ante Argentina y el grupo espera despedir este fallido proceso dejando bien el nombre de Ecuador.

Los ‘gauchos’, por su parte, deben definir su clasificación a Rusia 2018 en la capital quiteña, pero la idea de la Tri es cerrar con una victoria. “Despedirnos de nuestra gente con un triunfo, darles una alegría para terminar este trago amargo que fue la eliminación”, dijo el entrenador.

Valencia analizará su continuidad

Antonio Valencia, que no podrá ser parte del partido ante Argentina al haber recibido su segunda tarjeta amarilla también arribó con el grupo, sin embargo, no se trasladó con los demás hacia la Casa de la Selección, sino que se marchó en otro vehículo.

El referente tricolor se mostró triste por la eliminación, pero aseguró que espera que se haya aprendido la lección de no confiarse. “Cuando uno lleva una ventaja de puntos, hay que mantenerse, mirar bien que jugadores vienen a las convocatorias”, argumentó.

Tras haber sido parte de todo el proceso y ser testigo de los nuevos rostros en esta última convocatoria, el capitán del Manchester United resaltó calificó de positiva la renovación que se esta dando. “Estoy contento de ver nuevos chicos, con ganas de sacar a la selección adelante”, señaló.

Respecto a su aporte, como referente del equipo nacional, aclaró que aún no sabe si será parte del próximo proceso de eliminatorias. “Hay que pensarlo bien, hay tiempo, con cabeza fría decidiré con la familia. Si juego que sea por mis condiciones, no por mi nombre”, dijo, con serenidad, el futbolista.