El 'Johnny Bravo' del arbitraje luce sus brazos en el duelo Uruguay - Ecuador

Exclusivo
Farándula

El 'Johnny Bravo' del arbitraje luce sus brazos en el duelo Uruguay - Ecuador

Anderson Daronco lució unos brazos dignos del mejor luchador de la WWE en el partido de Uruguay vs. Ecuador. En redes sociales aseguran que los jugadores de ser 'cacheteados' por este silbante 

Anderson Daronco
Anderson Daronco vs. Johnny Bravo.Extra

Parece, pero no esJohnny Bravo (el musculoso y fanfarrón de Cartoon Network), tampoco un jugador de rugby o un luchador de la WWE, ni el meme de 'Mamadísimo' en carne y hueso... se trata del árbitro Anderson Daronco, quien inquietó a más de uno en las redes sociales después de que su imponente físico llamara la tención en el duelo de Eliminatorias entre Uruguay y Ecuador.

Algunos usuarios han bromeado con que ningún futbolista en su sano juicio se atrevería a responder o cuestionar sus decisiones dentro del terreno de juego.
Ecuador saca un empate ante Uruguay en el primer tiempo.

Eliminatorias | Uruguay vs. Ecuador (0-0): La Tri saca el empate con los charrúas en el primer tiempo

Leer más

Premiado en 2015 como el mejor árbitro de Brasil, ha dirigido partidos también en la Copa Libertadores, la Champions de América, y encuentros de clasificación para el Mundial. Y todavía le queda carrera por delante a sus 40 años.

Anderson Daronco
Daronco en el partido de Uruguay vs. Venezuela.EFE

Juez fortachón

"No me gusta presumir de mi físico para que me respeten. El respeto viene por la forma en que trato a los jugadores y por el nivel de acierto en las decisiones tomadas. No presto mucho atención a lo que dicen de mí por el físico, pero tengo conocimiento que me apodaban el juez fortachón", con esas palabras ha resumido Daronco la relación entre su trabajo y su imagen, en varias entrevistas que destacan su cuerpo.

Mide 1,88 metros y pesa 90 kilos, su dieta tiene un fuerte contenido de carnes, según cuenta  la revista Mens Health. Sus inicios fueron en el profesorado de educación física, pero decidió dejarlo para dedicarse a su gran pasión: el arbitraje. Previamente, jugó durante toda su juventud al handball.

LO QUE SE DICE EN REDES