Bárbara Fernández y Andrea Bucaram aman el pole dance
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

Bárbara Fernández y Andrea Bucaram aman el pole dance

Ellas disfrutan de esta práctica, así como la libertad y empoderamiento que logran al conectarse con su cuerpo y sensualidad.

pole
Andrea Bucaram practica desde hace doce años el pole dance.CORTESIA

Es un arte que se ofrece en los mejores circos del mundo como el Cirque du Solei, y aunque es una disciplina que combina el deporte con el baile artístico, el pole dance sigue rodeado de muchos mitos y prejuicios.

Entre ellos, que se trata de un baile exótico que se lo asocia a los clubes de estríper y los cabarés. Una fama que se acrecentó con la imagen que el cine se ha encargado de darle.

Disciplina superior

Lejos de las leyendas, todo depende de la “cultura y la educación de las personas” aclara Andrea Bucaram , quien lo practica desde hace 12 años.

“Para los que conocemos lo que significa el arte, la acrobacia, la difícil tarea de quienes trabajan en danza aérea, sabemos que la persona que tiene la capacidad de hacer pole dance, telas, aros... están en otras ligas”, explica la modelo.

Su práctica está “a un nivel y una disciplina superior al resto”, agrega.

Bárbara Fernández, bailarina y profesora de danza aérea, elige no hablar de los prejuicios que lo rodean.

“Prefiero referirme a los aspectos positivos que ha tenido en mi: me libera, me empodera, me conecta con mi cuerpo y me permite divertirme”.

Beneficios

El pole dance combina la habilidad, destreza, fuerza y creatividad junto al arte de la danza y la música, de ahí que los beneficios que ofrece para quien lo practica sean múltiples, explica Fernández.

“Los beneficios son físicos, mentales y espirituales. Lo practico desde el 2021 porque al ser bailarina de danza aérea era un área que me faltaba por conocer y que me enamoró desde el primer día”, indica.

Muy completo

Su práctica la define como “un momento íntimo en el que conecto con mi cuerpo”.

“Exploro en libertad la forma de expresarme, además que requiere toda mi atención, calma mi mente y trabajo en mi flexibilidad y tono muscular”.

Andrea coincide con ello, “Es un arte y uno de los mejores ejercicios para el cuerpo”.

“También es psicot erapeutico porque ayuda a aceptar el cuerpo como es. Trabaja elasticidad, movilidad, yoga, respiración, acrobacia es uno de los deportes más completos que hay”.

Para Bárbara Fernández lo importante es disfrutarlo y hacerlo hasta donde cada persona pueda.

“Lo hago siempre con la guia pertinente de una persona capacitada en el tema. Desde mi perspetiva es maravilloso”.