Chito Vera y María Paulina: ¡Un amor que nació en el colegio!

Exclusivo
Farándula

Chito Vera y María Paulina: ¡Un amor que nació en el colegio!

La pareja no se considera influencers y asegura que lo que muestran no es ni el uno por ciento de sus vidas. Su relación es inspiradora y romántica

chito y su esposa
Tienen cuentas de TikTok, donde realizan videos de su vida cotidiana.cortesía

No se consideran una pareja influencer ni nada por el estilo, pero a través de las redes sociales le permiten a sus seguidores conocerlos un poco más. El peleador de artes marciales mixtas que compite en la categoría de peso gallo en UFC, Marlon ‘Chito’ Vera, de 28 años, y su esposa María Paulina Escobar, de la misma edad, dicen que pese a sus innumerables publicaciones eso solo es el uno por ciento de ellos.

Los manabitas describen su relación como inspiradora y romántica, pues cuando eran estudiantes de cuarto año de colegio se enamoraron (2008). Tienen tres hijos: Ana (10), José Ignacio (6) y Eli (3).

¿Cómo nació el amor?

María Paulina: En la escuela siempre me gustó Chito, pero no fue hasta cuarto curso que fuimos enamorados. Éramos muy buenos amigos y había química.

¿Qué es lo que más le gusta de su pareja?

MP: Amo su perseverancia, su forma de ser con los demás; es un tipo muy agradable con todos y en realidad lo admiro mucho.

Chito: Todo, pero recalco más su forma de ser, su piel y su alma.

En redes sociales se muestran muy abiertos a sus seguidores, ¿cómo así esa apertura al público?

MP: Realmente somos muy transparentes en las redes sociales, no tenemos nada que esconder, pero lo que mostramos no es ni el uno por ciento de nuestro día y vida.

colegio
La pareja en la etapa del colegio.cortesía

¿Se consideran una pareja influencer?

MP: Absolutamente no. Si nuestra relación y lucha pueden inspirar a otros, me parece genial. Considero que el término influencer es algo más comercial.

Si pudiera cambiar algo de su vida, ¿qué sería?

C: Realmente nada, soy feliz con lo que he tenido, tengo y aún más con lo que tendré.

MP: Nada, amo mi vida tal y como ha sido hasta hoy.

María Paulina, ¿cómo fue esa etapa de madre joven?

La maternidad en general es un reto y creo que el haber tenido a mi hija muy joven (a los 18 años) me ayudó a madurar a temprana edad. Siempre tuvimos el apoyo de nuestras familias y eso fue una bendición para nosotros. Aprendo de ellos mucho.

Es una experta en platillos caseros y saludables, ¿qué comida es la que su esposo repite cuando usted se la prepara?

Amo cocinar para mi familia, siempre digo que el ingrediente que nunca falta en mis comidas es el amor. A Chito lo que más le gusta que le prepare es bolón, tigrillo y encebollado, pero le gusta todo. Además, él también cocina delicioso.

Chito siempre indicó que peleaba para que a su hija Ana Paula no le falte nada, entre eso la cirugía a la que iba a someterse por el síndrome de Moebius, ¿cómo está ella?

Ella está de maravilla gracias a Dios y a todos los que nos ayudaron para realizar la cirugía verla sonreír es lo mejor que nos ha pasado. Como personas hemos aprendido muchísimo de ella, es una luchadora desde que nació, pero lo más importante que hemos aprendido ha sido creer que todo es posible.

¿Hay más factores o personas que motiven a Chito a seguir en este deporte?

C: Mi mayor motivación es mi familia y otro factor es no ser uno más que solo lo quiso, sino que además lo hizo. Pelearé el próximo 6 de noviembre, en Nueva York.

¿Hasta cuándo continuará en el mundo de la UFC?

No tengo una edad mínima, pero sí una meta clara: seré el campeón.

Chito, ¿quizá tiene algún ritual o algo que siempre haga antes de salir a pelear?

C: Realmente no tengo ritual antes de la pelea. Mi ritual es sacarme la madre en cada entrenamiento.

MP: Él entrena mucho y lo hace por su familia.