¡Cuatro actores se unen en la obra 'Los Incaducables 2' y nos cuentan sus anécdotas!
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

¡Cuatro actores se unen en la obra 'Los Incaducables 2' y nos cuentan sus anécdotas!

Oswaldo Segura, Víctor Aráuz, Francisco Pinoargotti y David Reinoso hablan de las cosas que para ellos jamás morirán y para las que se sintieron “viejitos”...

reinoso
La obra será este 1 y 2 de octubre en el Teatro Centro de Arte, a las 20:30.cortesía

Aunque presentarán una obra llamada ‘Los Incaducables 2 El Retiro’, los actores Francisco Pinoargotti, David Reinoso, Oswaldo Segura y Víctor Aráuz admiten que el irse adaptando a diversas cosas de la vida, en algún punto, los hizo sentir caducos o, como dice Oswaldo (62 años) entre risas, “viejitos”.

Francisco (58) explica que, pese a la modernidad, ninguno de los cuatro se quedó en el círculo del confort y más aún Víctor (38 años y a quien consideran como la nueva generación de actores), pues según él, es maduro a diferencia de muchos “culicagados”, y ‘le hace’ a la tecnología y redes sociales.

u2uhrlax

Michy y Melo 3: ¡La ‘guasada’ respetuosa!

Leer más

Aunque fue el mismo Francisco quien los introdujo en la nueva corriente del stand up. Les quitó el miedo a sus tres colegas y los paró a frentear el público con monólogos propios y sin estar tras un personaje.

“Nos ‘descocó’. Tengo mucho años haciendo teatro, pero no había conocido el amor al stand up. Pararse en el escenario era difícil, me ‘cagaba’ de miedo porque tenía que hablar con el público y eso no estaba en mis planes, peor de mayorcito”, menciona Segura.

Con eso que concuerda David (50). “Les diré la ‘plena’, para mí sí fue nuevo trabajar en este tipo de formato, porque estuve acostumbrado a trabajar con mis personajes, mi equipo y con mucho maquillaje, pero hacer un monólogo fue adaptarme”.

Víctor interrumpe la conversación y narra la ocasión en la que se juntó con Reinoso para hacer Michy y Melo, allí notó el miedo de su ‘panita’ al público.

“Quería estar en el escenario y no abajo, pero lo entiendo, me pasaba lo mismo. Comencé con Francisco y fui perdiendo el miedo. Entendí que es contar una anécdota tuya de cosas cotidianas (...) Veo a Oswaldo y me imagino que debe tener 80 mil historias por contar por su edad”, agrega riendo.

LO QUE NO CADUCA

Por otra parte, ellos dicen que hay cosas que no caducan, como el humor y sus populares frases: ¡Buenos días, guacharnacos! (Oswaldo), ¡A ti te digo! (Francisco), ¡Escándalo! (Víctor) y Solo mi bebé (David).

Aunque Aráuz siente que hay compañeros del medio artístico que sí están caducos. “Hay actores caducables. Algunos que se quejan de lo agotador que suele ser el trabajo del artista, todos son cansados, pero disfrutar de lo que haces es lo diferente. No me gusta que se hagan las víctimas o que crean que el ser actor es especial”, enfatiza.