Exclusivo
Farándula

¡La cantante Dayanara es 'millonaria' en YouTube!

La cantante sacó su tema 'Regresa a mí' cuando disfrutaba de una romántica velada, durante la pandemia. Tiene más de 2,2 millones de reproducciones. 

Imagen 000A9955
A la cantante le gustan los vestuarios llamativos. En una sesión para EXTRA optó por plumas rosadas.MIGUEL CANALES

La cantante Dayanara recientemente estrenó su tema ‘Regresa a mí’, una balada que se convirtió en tendencia número cuatro en YouTube y que actualmente cuenta con 2,2 millones de reproducciones en dicha plataforma.

Pero no solo eso hace que dicha canción sea tan especial, sino que su esposo, el actor Jonathan Estrada, es el protagonista del video oficial que fue grabado en Estados Unidos.

“Fue una bonita experiencia. Es la primera vez que trabajamos en un video así. Son muy pocas las tomas en las que actuamos, porque era muy difícil concentrarme cuando estaba con mi esposo”, contó la guayaquileña.

La emoción no es para menos. Jonathan ha dirigido siete de los videos musicales de la también actriz, pero es el primero en el que aparece.

“Fue un constante juego y coqueteo de ambos. Lo guardaremos en nuestro corazón y mente. Queríamos que fuera algo natural, porque la canción ameritaba eso. Cada locación, la caída del sol, todo jugó a nuestro favor”, dijo.

Aunque entre ambos existe un gran amor, el video trata de esa persona que no supo valorar un amor y quiere recuperar a la persona que dejó ir.

SU INSPIRACIÓN

Dayanara cuenta que la mayoría de sus canciones las escribe por alguna idea que se le vino a la cabeza en el momento que menos esperaba y que gracias a la tecnología del celular, donde sea que esté, lo saca y graba ese destello de inspiración.

“Lo guardo en mi celular y luego se lo presento a mis productores. ‘Regresa a mí’ fue de una noche de copas en pandemia, en la que le dije a Jonathan que quería escribir y salió el tema”, menciona.

Su vida de casada

Hace seis meses se casó por lo civil con Estrada y con ello han surgido varios cambios en la relación, pues están viviendo una etapa de dulzura, en la que pasaron de novios a sentir que ahora son una familia de dos.

“Llamarlo mi esposo, preocuparme más que nunca si está bien o mal. Antes éramos pareja y ya, pero ahora es la necesidad de tener un hogar sólido. Estamos pasando por una etapa bonita y convivir nos ayudó mucho. Siendo un poco infidente, creo que estamos como unos tortolitos, en la que como esposo está demostrándome que los estalles no se van”, agrega.

Jonathan le lleva rosas la mayoría de veces y ella disfruta de preparar platillos ricos para él, aunque ambos sienten que les falta el paso más importante: el matrimonio eclesiástico. Esperan recibir la bendición de Dios el próximo año, dependiendo de como mejore la situación de la pandemia.