'Famosillos' narran sus carnavales: "Antes te tiraban a la poza"
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

'Famosillos' narran sus carnavales: "Antes te tiraban a la poza"

Cuentan que años atrás se jugaba con huevos podridos, lodo, harina y hasta pintura. No se respetaba a nadie. Los tiempos cambiaron y ellos lo saben...

car
Orlando Quiñónez, Oswaldo Segura y Mario Cabezas.Archivo

No importaba si no eras del barrio, si traías tu mejor ‘cachina’ o si estabas enfermo, igual terminabas en la poza o con un huevo podrido en la cabeza. El actor Mario Cabezas recuerda cómo se vivían los carnavales en el sur de Guayaquil hace 30 años.

Admite que era uno de los cargosos del barrio. Se juntaba con su ‘gallada’ para jugar con lodo, globos, harina. Todo estaba permitido esos días.

“El carnaval era terrible. Antes te tiraban a la poza, los chicos andaban con globos de agua sucia en la calle. La gente no salía porque tenía miedo. Antes era horroroso”, dice el cómico, recordado por su frase “Tilín, tilín”.

cabezas
Mario actualmente vive en Manabí.cortesía

Explica que por ser un juego salvaje en la mayoría de los casos terminaba en líos, peleas, borrachos ocasionando escándalos y hasta muertos.

“Si eras mujer te reventaban los globos en las nalgas o en los senos, para irte tocando. Así de patanes y vulgares eran antes. Fue muy terrible, yo me quedaba asombrado por todo lo que pasaba. Los carnavales de antes no se olvidan”, agrega.

SE QUEDA CON EL AHORA

Mario no se arrepiente de lo que vivió en su juventud, pero si tuviera que elegir, se quedaría con el carnaval de ahora, en el que si vas por la calle, corres menos peligro de que te mojen. Y si lo hacen es con agua limpia y no con cosas extrañas.

RELACIONADAS

“Ya no juegan con lodo, huevos y pintura. Ahora la mayoría quiere irse a la playa. Ya no te ofenden y todo es controlado”, finaliza.

ELLOS CUENTAN...

ORLANDO QUIÑÓNEZ

Para el actor y cantante Orlando Quiñónez, las costumbres no son las mismas, porque la gente fue cambiando con el pasar del tiempo.

“Cuando éramos niños ya teníamos la ropa playera para esos días, y sin necesidad de ir de viaje. Cuando uno crece ya aprende a ver las cosas distinto. Sabe que no hay que mojar a los vecinos, sino jugar entre familia. Recuerdo que los más salvajes se arriesgaban y lanzaban a la gente a la poza, pero se terminaron porque las calles fueron asfaltadas. Ahora ya no hay dónde tirarte”, cuenta.

OSWALDO SEGURA

De niño le encantaba mojarse con amigos, echarse harina, inflar globos, incluso agarraba las fundas de los sueros y las llenaba de agua para mojarse. Así disfrutaba el carnaval el actor Oswaldo Segura, quien explica que es normal añorar el pasado y más cuando trae buenos recuerdos.

“También había juegos bruscos, pero ya no se ve mucho porque las costumbres cambian. Lo que sí debe seguir es la típica reunión familiar con comida. Pero hay cosas que no volverán”, cuenta.

PRISCA BUSTAMANTE

Su niñez y juventud la pasó en su natal Lima, Perú. La actriz Prisca Bustamante explica que los carnavales eran con globos de agua, espuma y harina, pero sobre todo con la familia.

“Se disfrutaba mucho de las fiestas tipo hawaianas o con disfraces, pero las tradiciones bajaron un poco, sobre todo en la ciudad. Los pueblos las conservan todavía”, recuerda.

DANILO ESTEVES

El actor Danilo Esteves jugó carnaval de forma continua hasta los 14 años, después de eso quizá un par de veces más, pero solamente en familia.

“Usábamos agua, globos y algo de espuma. Lo que sí extraño es que en aquellas épocas nos íbamos en este feriado con todos los primos y familia a la casa de mi abuelo en Salinas. Mi feriado era en playa compartiendo con mis seres queridos”, cuenta.