Exclusivo
Farándula

Lucho Aguirre: "El teatro, sin aplausos ni billete"

Vivir del arte está difícil. “El costo de producción de los dramatizados hace que volvamos a los ‘enlatados’, que suelen ser mediocres”.

Lucho Aguirre en su escuela de teatro
Lucho Aguirre junto a estudiantes de teatro de la Casa de la Cultura de Guayaquil. "El actor nace y se hace, pues necesita pulir su talento".Cortesia

“Vivir del arte está difícil. Esto viene desde antes de la pandemia y se agravó más en este tiempo”, dice a EXTRA el actor y productor de series de televisión Lucho Aguirre.

“Los actores atravesamos un duro momento. Las salas de teatro no pueden funcionar bien por la crisis sanitaria y la producción nacional está casi nula”, explica Aguirre.

A decir del actor guayaquileño, los altos costos para realizar una serie ha disminuido la producción de seriados y ahora se prefiere elegir a un rostro bonito o un “mediático” que a un actor de trayectoria. Todo, en parte, para bajar los costos de la serie”, expresa Aguirre.

Como en los setenta

Según comenta el productor de televisión, la pantalla chica ecuatoriana está regresando a los años setenta, cuando esta solo contenía “enlatados” que son más baratos y que en su mayoría terminan siendo mediocres.

Lucho dice que se debe pedir a las autoridades que den un poco más de apertura para las salas de teatro y que se apoye a la difusión de las artes en prensa y redes sociales.

"En Ecuador hay buenos actores, lamentablemente ahora se prefiere ecoger una cara bonita a un actor de peso y trayectoria, todo por bajar costos y los resultados están a la vista"Lucho Aguirre, actor y productor

“Ahora sigo con mis clases de teatro en la Casa de la Cultura, porque considero que tenemos buenos actores. Tengo fe que los actores de teatro volvamos a vivir de nuestro arte”, piensa Aguirre.

TODO PARALIZADO

Irina Gamayunova, artista rusa radicada en Quito y que ha trabajado en seriados como ‘Historias Personales’, de Teleamazonas, y fue directora de la película ‘Generación Invisible’, cree que las cosas en la capital no son tan diferentes, ya que muchos actores atraviesan por una grave crisis.

Esto porque a pesar de que algunas salas de teatro se han reactivado todavía existe temor del público en asistir a ver obras, por lo que muchos artistas se han dedicado a vender comida y otros, incluso, han incursionado como repartidores para sacar algo de dinero.

“Económicamente estamos en la ‘miércoles’”, menciona, por lo que cree que hay que trabajar en enviar mensajes al público de que en los teatros se cumplen con las medidas de bioseguridad que, según ella, son hasta mucho más cuidadas que en cafeterías o restaurantes, que usualmente suelen estar llenos.

Sobre la producción audiovisual, comenta que en la capital es nula, ya que desde hace algunos años todas las telenovelas y series se comenzaron a producir en Guayaquil, lo que obligó a muchos artistas a radicarse en esa ciudad ante la falta de oportunidades en Quito. Además, cree que esa área será mucho más compleja de reactivar que los teatros porque se necesita mucha más inversión.

Agrega que el cine ecuatoriano pasará por una mala racha por lo menos hasta que termine la pandemia, ya que no sería rentable invertir en una cinta, que por lo bajo costaría 50 mil dólares, si es que las salas no se van a llenar, ya que no se recuperaría la inversión. (RVV/AAV)