Exclusivo
Farándula

Famosos sorprendidos con regalos de Navidad 'truchos'

Los presentes que menos les gustaron los han marcado. Ahora tienen una anécdota para contar en estas fiestas decembrinas. 

Imagen tomala
Priscila Tomalá recuerda con una sonrisa el regalo que un presentador le dio en una pasada NavidadCortesía

Típico que esté frente a sus amigos o familiares en el intercambio de regalos de Navidad y reciba una caja brillante con un hermoso pompón. Decide abrirla para que todos vean su contenido y se lleva la sorpresa: son una medias de mal gusto, y aunque quiera devolverlas, llorar o botarlas, trata de sonreír, abraza y agradece a la persona por su ‘inolvidable’ gesto...

Aquel momento no es ajeno para los ‘famosillos’, quienes han jugado al tradicional amigo secreto con otros personajes de la farándula nacional, pensando que recibirían un detalle bonito, pero no fue así. 

Sus anécdotas van desde recibir un vestido maltratado hasta una gorra usada, que pusieron en un rincón de su casa y hoy recuerdan con humor.

RELACIONADAS

Hablar de Navidad con la reportera y presentadora de farándula de TC Televisión, Priscila Tomalá, es recordarle su niñez y los múltiples regalos que quedaron pendientes, ya que sus padres no le pudieron dar. 

Sus anhelos truncados de tener una Barbie y muchos otros juguetes se veían lejanos en cada fecha. Incluso no olvida que cuando recibía algo que no le gustaba, tenía que agradecer, como le enseñaron sus progenitores. Pero nunca se imaginó que siendo adulta también viviría esa experiencia. 

Cuando laboraba en el desaparecido programa ‘Vamos con todo’, transmitido por RTS, varios compañeros se unieron para jugar al amigo secreto. Emocionada porque iba a ser una fiesta en la que quizá podía recibir algo bonito, se llevó una decepción. Riendo cuenta que el ex chico reality y presentador Jorge Heredia le dio un regalo ‘turro’ que nunca pudo utilizar. 

“Nunca lo voy a olvidar (...) me dio una blusa que era como para su sobrina y de color neón ‘focote’ y feísimo. No sé si era canje, pero todo el mundo lo achacó por darme eso”, dice Tomalá.

El empresario Mauricio Herrera explica que la Navidad no se trata de cosas materiales. O al menos eso es lo que su familia le inculcó desde niño. Mauricio cuenta que lo más valioso que podía recibir era sentarse en la sala de su casa y beber chocolate caliente, mientras conversaba con su abuelita Leiva Carchi. 

Sin embargo, sus amigos y familiares siempre se han esmerado a la hora de darle un obsequio. “Lo más feíto que me pudieron dar fue una botella de un licor barato”, recuerda. 

Por otra parte, hay un regalo que aún no ha recibido y espera que sea pronto. “Sueño pasar Navidad con mis hijos (cuando los tengamos) y mi esposo. Quiero traer un Papá Noel que les dé los regalos, eso sería lo ideal”, dice con ilusión el expresentador del show de cirugías plásticas ‘¡Hola Mauricio!’.

Para el presentador del programa ‘De boca en boca’,  Miguel Cedeño, su familia es todo. Ellos han hecho posible que pese a sufrir bullying por su sexualidad (época de escuela y colegio), él pudiera vivir hermosas Navidades.

Destaca que siempre le enseñaron que los regalos no son importantes y menos en estas fiestas, pero no olvida el obsequio que recibió de uno de sus compañeros del canal.

“Me regalaron una gorra usada. Estábamos intercambiando detalles y vi que mi amigo se la había puesto días antes. Incluso no tenía etiqueta y se había tomado una foto con ella, pero quiero aclarar que no es Mauricio el Cuy. Lo más chistoso es que me tocó darle su regalo y fue un perfume súper rico que compré en Miami. Aún me río de lo que pasó porque no quería recibirle la gorra”, narra Cedeño. 

Para la modelo y empresaria Mafer Vargas, las Navidades siempre fueron maravillosas. Y pese a los regalos y los conflictos que pudiera estar viviendo en ese día, compartir con sus dos hijas y la familia es lo más importante para ella. 

Hablar sobre los intercambios de obsequios trae a su mente aquella ocasión en la que un personaje de la farándula (prefiere mantenerlo en el anonimato) le dio una taza de café. 

No recuerda exactamente el año, pero el obsequio le causa risa, pues dice que era parte de un canje. “Algunos son roñosos y no quieren ni gastar en un regalo. La taza era canje y yo lo confirmé”, cuenta la rubia.

Imagen WhatsApp Image 2020-12-20 at 14.53
Mafer Vargas junto a su familia alistando el árbol de NavidadCortesía

A la actriz y presentadora de ‘Calientitos’, Jomahira Ganchozo, nunca le llamó la atención celebrar Navidad, sino hasta cuando se casó y tuvo a su primera hija. 

Hace varios años vivió una experiencia anecdótica cuando una familiar de ella había peleado con su novio y decidió no salir a cenar, pero minutos más tarde se reconciliaron y no tenía vestido para ir al hotel donde sería la recepción. 

“La llevé a un local a comprar un vestido de 12 dólares para ir a un hotel elegante. Yo sudaba porque recorrimos varias tiendas buscándolo y lo encontramos en un puestito donde tenían la ropa en el suelo”, cuenta. 

Otra ocasión que no puede olvidar es cuando una conocida de la farándula la llamó para regalarle un vestido. “Me dijo que era hermoso. Cuando me di cuenta, era usado, lascado, estaba bien feíto y tenía una etiqueta de esas que te hacen en las ventas de garaje”, añade entre risas la manabita. 

Pese a que no le gustó el vestido, se lo llevó. Incluso dicha persona le insistía que se lo pusiera, pero nunca lo usó. “Me tocó aplicar la de ‘qué lindo, gracias, ¡qué emoción!’”, finaliza. 

La modelo Christina Harzer cuenta que en su natal Estados Unidos hay varias tradiciones navideñas en las que se disfrazan de Papá Noel, construyen casas de jengibre y beben chocolate caliente. Todas esas actividades han hecho que la ‘gringa’ viva las fiestas de una forma inolvidable. 

Pero aún tiene un sueño por cumplir y es pasar esta época casada, con dos hijos y varias mascotas.

En cuestiones de regalos, no se queja, pues sus padres le obsequiaron lo que ella pedía cada año al ‘viejo del Polo Norte’. 

Una de las cosas que no olvidará es cuando trabajaba en RTS en el programa ‘Intrusos’. “Tuvimos que jugar al amigo secreto y según las reglas debíamos dar y recibir detalles todos los días. Mi amigo secreto me regaló un limón un día y los otros días no recibí nada. Cuando llegó la hora de dar el regalo final, me dijo que se olvidó de comprarme algo. Luego me dio plata por vergüenza”.