En los programas online, ‘chupando’ aflojan más
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

En los programas online, ‘chupando’ aflojan más

'Chupar' alcohol en algunos de los programas digitales es normal. Ellos utilizan esta herramienta para ‘amenizar la tertulia’.

Jonathan Estrada / El hueco
Chupando en El Hueco, de Jonathan Estrada con Miguel Melfi como invitadoGRANASA

Para muchos consumidores de programas online ver a los presentadores ‘pegarse’ unos traguitos con los invitados o ‘famosillos’ es parte del formato. Observar a una Marián Sabaté con vinito en mano o a un Jonathan Estrada con un vasito de caña manabita resulta normal. Según ellos, este recurso se populariza cada día más, especialmente en los formatos de entrevistas.

EXTRA consultó a cuatro de los programas que tienen esta particularidad y coinciden en que el alcohol ayuda a crear un ambiente más ameno, pero recalcan que el error estaría en que emborrachen al entrevistado. Mencionan que ese no es el fin.

Castigo divino / Luis Eduardo Vivanco

No le importa que le digan borracho, le gusta el formato

Al periodista Luis Eduardo Vivanco le importa un ‘comino’ que lo tilden de borracho por el manejo que le da a su programa por Internet, Castigo Divino.

Luis Eduardo Vivanco
Luis Eduardo Vivanco en su programa Castigo DivinoGRANASA

Para él, una copa de vino es ideal para amenizar la tertulia y desinhibir a los entrevistados, sin necesidad de que pierdan la razón.

Políticos, economistas y otros actores sociales han pasado por el set de Vivanco, quien ve en el licor una herramienta de trabajo. “Me encanta el vino, pude hacer de mis vicios mi profesión”, bromea.

Pero lejos de la ‘chacota’, Vivanco reconoce que ha podido llevar a la pantalla entrevistas pesadas y sobre temas complejos, pero sin hacerlos aburridos. Y, aunque se ha cuestionado si esto es o no periodismo, aclara que es la forma más real de exponer los temas y profundizarlos. “Vamos más de 400 entrevistas. He tenido buenos ‘chupes’. Invitados que con las copas se envalentonan y otros que tropiezan con sus mentiras. Algunos se han salvado de caerse de las sillas. Se me ha regado el vino en la servilleta en la que tomo apuntes... Nos ponemos divertidos, pero soy capaz de controlarme”, finaliza.

La noche de Marián / telepremier

“No se emborracha al entrevistado”

La picardía y la ‘parcería’ que tiene con la mayoría de sus invitados juega un papel importante a la hora de entrevistar. Sin embargo, la presentadora Marián Sabaté utiliza un método que la producción del programa La noche de Marián, transmitido por el canal online Telepremier, lo sabe y que incluso le parece un buen recurso: el traguito.

Marián Sabaté
Marián Sabaté en su programa no falta el licor.GRANASA

“Al pueblo le gusta este contenido porque se siente identificado con sus famosos. Muchos manejan una imagen de no beber, a otros les gusta. Con esto se rompe el hielo, no se emborracha al entrevistado, pero este recurso lo pone más relajado, hay temas que no quieren tocar, pero si se hace con una copa de vino, sangría o ron se sentirá cómodo, relajado y en familia”, cuenta el productor Andrés Villalva.

Menciona que este tipo de estrategia se da en la era digital, porque lo permite, a diferencia de la televisión digital, que inmediatamente lo sancionaría. Andrés cree que por eso la mayoría de contenidos íntimos de los famosos se da en redes sociales, ya que en ese mundo no hay poses o censuras.

“Nosotros respetamos al entrevistado que no quiere beber y prefiere agua. Tuvimos la exclusiva que Paola Farías (actriz) confesara que fue abusada sexualmente a los 19 años. Eso hace que los pensamientos fluyan”, menciona.

Recalca que con una copita de alcohol los personajes invitados se sienten en un ambiente en el que pueden mostrarse como son, y ellos, como canal, tienen la información que buscaban darle a los seguidores.

El Hueco / Jonathan Estrada

¡El alcohol no es el fin del programa!

Caña manabita, aguardiente Norteño y Pájaro Azul son algunos de los traguitos que se encuentran en la mesa del programa de variedad de Youtube El hueco, cuyo presentador y productor es el actor Jonathan Estrada.

Él explica que la modalidad del programa consiste en sacar verdades a sus invitados, pero a manera de conversación, como si estuvieran entre ‘panas’. Para entrar en confianza les brinda bebidas alcohólicas y snacks por medio de dinámicas. Aunque recalca que no siempre los invitados beben. Por ejemplo, Alejandra Jaramillo no tomó ni una gota de alcohol y, sin embargo, es uno de los capítulos con más reproducciones (244.425 vistas).

“El alcohol no es el punto de quiebre para que el capítulo se vea chévere. La gente cree que el alcohol es la línea, pero no es así. No todos beben. Hay invitados que han tomado uno o dos shots (vasos pequeños) por cortesía y han terminado siendo los mejores capítulos, pero no voy a negar que eso le da el toque, porque la gente quiere ver cuántos tragos tomó el invitado”, agrega entre risas.

Uno de los capítulos que estuvo ‘en el ojo público’ fue cuando el cantante panameño Miguel Melfi salió borracho, tras las grabaciones del mismo. Situación que aclaró el joven luego, sin culpar al espacio de entretenimiento, ya que fue su responsabilidad y producto de pasarla bien, pues le cayó de maravilla el actor.

Por El hueco han pasado Don Day, Geovanny Dupleint, El Loco Crespo, Andreína Bravo, Carlos Scavone, El Dúo del Ecuador, Elizabeth Cader, entre otros.

Webveo / Guanaco MC

No todos beben licor, algunos toman agua

El músico Guanaco MC dice que no 'inventó el agua tibia'. El formato de su programa Webveo, que se transmite en plataformas digitales, es parte de una tendencia actual y las ‘bielitas’ son solo el complemento de una conversación entre ‘panas’.

Guanaco MC
Guanaco MC inauguró su programa Webveo, en pandemiaGRANASA

Aunque el artista sí estudió Comunicación Social explica que nunca ha ejercido y que en Webveo, lejos de hacer entrevistas profesionales a sus colegas, simplemente mantiene una charla. “Esto no es farándula. No les doy alcohol para sacarles una verdad y luego quemarlos en redes. Es una conversación de amigos”, añade.

El trago es solo para amenizar la velada, pero no todos beben licor. “El programa con Carlos Michelena tiene más de 100 mil reproducciones y él tomó agua...”, describe.

Para Guanaco MC, el plus es el “lenguaje callejero” que usa al hablar con los invitados.

Aunque los primeros 19 capítulos se hicieron de forma más artesanal, hoy el músico trabaja con el colectivo Waráx y próximamente estrenarán la tercera temporada del espacio.

Además, Guanaco MC graba ocho episodios cada fin de semana, por lo que ponerse ‘plutos’ no es una buena opción. “Una copita sí te desinhibe, pero nadie ha salido mal”, concluye.

El Experto

Se debe cuidar la ética y el lenguaje

Para Efraín Luna, exdirector de la carrera de Comunicación de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, es preocupante la visión de los productores de estos programas que crean contenido de este tipo para subir su rating (índice de audiencia). Y si bien se debe generar un material novedoso, desde el punto de vista profesional y académico se deben “tener claras las cuestiones éticas, el lenguaje, y todo lo que vaya ligado a una sociedad sana”.

Esto, sobre todo porque estos formatos pueden afectar a quienes no tienen un criterio formado, dice. Para el especialista en comunicación, uno de los problemas más graves es que no solo se distribuye el contenido por internet, muchas veces llega a la televisión abierta. “Cuando estaba estudiando, una vez pregunté ¿hay que darle a la audiencia lo que le gusta? y el profesor contestó: si tú tienes hijos, ¿les darías todos los días caramelos? Entonces, estos programas son como el caramelo, agradan, ¿pero le dan un beneficio a quien los ve?”, cuestiona.

Otro tema que resalta Luna es la herramienta -que en este caso es el licor- que se usa para obtener información a como dé lugar.