Guayaquil: Criminales atacaron a tiros y con granada en Los Vergeles
Suscríbete

Exclusivo
Judicial

Guayaquil: Criminales atacaron a tiros y con granada en Los Vergeles

Dos jóvenes murieron. Ellos no tenían antecedentes y, según sus vecinos, uno era mecánico de motos y el otro técnico de acondicionadores de aire.

A la mañana siguiente, agentes llegaron para custodiar la escena, tras el hallazgo de la granada.
A la mañana siguiente, agentes llegaron para custodiar la escena, tras el hallazgo de la granada.Alex Lima

En la manzana 158 de la ciudadela Los Vergeles, del noroeste de Guayaquil, los lugareños acostumbraban a reunirse en los exteriores para conversar y, de vez en cuando, ‘pegarse’ unos tragos, pero ahora lo pensarán bien antes de hacerlo, porque desde la noche del jueves 4 de agosto de 2022 los invade el temor.

¿Por qué? Porque a las 20:30 de aquel día fueron atacados a tiros unos ‘panas’ que disfrutaban de unas cervezas mientras uno de ellos arreglaba dos motocicletas, junto a un parterre. “Estaban entre cinco y siete muchachos, todos criados aquí. Y de repente, llegó una furgoneta blanca y les empezaron a disparar”, recordó un lugareño, quien observó el suceso.

Su relato coincide con las grabaciones de una cámara de seguridad que captó el crimen, en cuyas imágenes se puede ver cuando los individuos atacan a los lugareños, quienes corren para buscar refugio. Sin embargo, dos no pudieron escapar de los proyectiles y murieron.

Foto de Sistema Granas (8600503)
La granada quedó sobre el techo de una casa.Cortesía

Los fallecidos fueron los tocayos Anthony Salvador Acebo Contreras, de 26 años, y Anthony José Infante Morán, de 28, ambos sin antecedentes penales. Los vecinos contaron que uno era mecánico de motocicletas y el otro técnico de acondicionadores de aire.

Algo que también contaron los moradores fue que los criminales, al parecer, buscaban a un sujeto al que habrían confundido con una mujer que estaba en el sitio, a quien persiguieron hasta una casa, contra la que dispararon y lanzaron una granada. “Ella se escondió en la casa más cercana y el dueño sí sintió que lanzaron algo sobre el techo, pero por temor no salió. Recién hoy (el siguiente día) se asomó y descubrió la granada”, explicó un vecino.

El artefacto no estalló y tras el reporte de su hallazgo fue retirado por peritos de la Policía.