SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Opinión

¡Un muy feliz año nuevo 2018!

Soy dialéctico por antonomasia y porque Dios, la ciencia y la naturaleza me han enseñado que todo está sujeto a cambios. Nada es estático, nos mueve una energía que está en los minerales, en las plantas, en los animales. En el hombre, la energía se perfecciona, porque es el mismo Dios que piensa y siente a través de Él.

Mao decía que hay personas que van donde los lleve el viento de las conveniencias y según esta hoy son de derecha o de izquierda, curuchupas o revolucionarios, honestos o corruptos, según como les caiga el temporal.

Nuestro país al cual quiero es más grande que Inglaterra, una isla que fue la primera potencia del mundo con casi 66 millones de habitantes. Nosotros con apenas 16 millones de habitantes, con riquezas por todos lados, nos falla el sentido común que indica que los países que estudian, que trabajan, que producen, que tienen buenas industrias y comercio progresan; ejemplos: Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Inglaterra, etc. Pero no la demagogia de tener siempre gente pobre para seguir explotándolos...

El pueblo es intuitivo y sabe lo que quiere y los cambios vendrán y siempre para bien. Hay que practicar con la verdad y la honestidad y vendrán tiempos mejores para nuestro querido Milagro y para nuestro país. Las cosas malas hay que denunciarlas y pelear para que estas cada día sean mejores.

Vamos al año 2018 con la esperanza de que con diálogo y sin despilfarros las cosas cambiarán para bien.

Lo leí anoche: “Nunca luches con un cerdo. Ambos se ensuciarán. La diferencia es que el cerdo lo disfrutará”....