Arte popular en las calles de Guayaquil

Exclusivo
Opinión

Arte popular en las calles de Guayaquil

Es indudable que el espíritu artístico prima en la mayoría de los seres humanos. Y en la ciudad de Guayaquil dicha realidad se está confirmando en estos últimos tiempos con la presentación de grandes realizaciones plásticas, en que se pone de manifiesto la creación anónima y colectiva con grandes e impresionantes murales que se exhiben en las paredes y muros de importantes edificios públicos que están en construcción o que acaban de ser inaugurados.

La semana pasada tuvo lugar un concurrido festival en la calle Panamá, a lo cual hicimos referencia, en que no solo la pintura, sino también la actuación y la interpretación musical demostraron la capacidad artística guayaquileña.

A todo esto habría que agregar una actividad que desde hace un buen tiempo se viene cumpliendo con motivo del fin de año con la elaboración de gigantescos peleles, que representan al “año viejo”, siguiendo la antigua costumbre nacional de su quema al instante de pasar de un año al año, es decir a la medianoche del 31 de diciembre. Estos muñecos no solo tienen un valor artesanal, sino toda una capacidad artística, que se manifiesta con una labor de grupos barriales que demuestran increíble ingenio en la identidad de las figuras que se elaboran.