Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Los riesgos del deporte

Hace algunos años mientras jugaba en un campeonato el fútbol recibí la carga por detrás -un rodillazo de un arquero que me fracturó dos costillas, sin embargo con el dolor que sentía tuve que terminar de jugar el partido porque no había jugadores que me sustituyan en la banca de suplentes. Menciono esto como un testimonio de los riesgos que implica la práctica deportiva.

Ahora me he enterado que un futbolista profesional en Indonesia ha fallecido por un planchazo -patada- dado en el estómago por el portero del equipo contrario, en su desesperación para impedir que le conviertan un gol, aunque el desenlace ocurrió horas después de recibir la agresión.

También en las redes sociales he leído de 10 casos de futbolistas que han padecido la vida por haber sufrido golpes de consideración -principalmente en cabeza, abdomen y costillas- en choques desafortunados con compañeros de profesión durante el desarrollo de partidos de diferentes torneos internacionales.

Pero no solo en el balompié han ocurrido esta clase de accidentes fatales, sino también en el boxeo, automovilismo, lucha libre, Fórmula Uno en las carreras automovilísticas, ciclismo, motociclismo, alpinismo (escalada de muy altas y peligrosas montañas sobre todo de América del Sur y del Asia) entre otros esfuerzos físicos del ser humano; por lo que siempre debemos tomar con mucha seriedad las debidas precauciones para evitar que sucedan estas desgracias.

Incluso luego de comer o ingerir alimentos tenemos que reposar unas dos horas -como indican los médicos- para hacer algún tipo de actividad deportiva.

Lic. Johnny Muñoz Lima