Cartas al director: Guayaquil, ciudad de exportación

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Guayaquil, ciudad de exportación

Día a día Guayaquil se proyecta más para los ecuatorianos que moramos la urbe, y para el mundo en general, “para exportación”.

Día a día Guayaquil se proyecta más para los ecuatorianos que moramos la urbe, y para el mundo en general, “para exportación”. He escuchado elogiosos comentarios de quienes la han visitado últimamente o por primera vez y se encuentran con la ciudad pujante, parques que la adornan por doquier. Y el hecho de estar bordeada por un lado por el río Guayas y por otro, el estero Salado, la hacen única.

La parte norte que da al río capta la atención por los nuevos edificios adosados al cerro Santa Ana que los cobija. La obra es monumental. Ya se puso a funcionar la rueda moscovita que permite visualizar un amplio sector del malecón.

Dejemos volar la mente y pensemos cómo será la visión cuando desde Durán se podrá venir rápido a Guayaquil gracias a un sistema de aerotransportación que tendrá como estación un sector cercano al parque del Centenario.

Visitar por las noches las riberas del estero Salado nos transporta a un mundo de ensueño. El agua que se eleva cambia de tonalidad por las luces de color.

Ah, se me escapaba, hay -recientemente- sectores donde los árboles de Navidad, unos monumentales y otros más bajos, pero con profusión de luces, contagian de entusiasmo y se ratifica la promesa de defender nuestra urbe de la parte negativa como sería poner una mayor atención a todo posible robo.