SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Ahora hay 8 presidenciables...

Una vez concluido el tiempo para inscribir las candidaturas, el panorama electoral se presenta en nuestro país algo parecido a lo que sucedió hace una década.

Una vez concluido el tiempo para inscribir las candidaturas, el panorama electoral se presenta en nuestro país algo parecido a lo que sucedió hace una década. Por un lado un solo binomio de los candidatos oficialistas y, por el otro, una verdadera cascada de candidatos que pulverizan lo que se ha dado en llamar oposición que no es tal, sino más bien aspirantazgos para gozar del gobierno, salvo talvez con una o dos honrosas excepciones. Todos los demás se disponen a correr la maratón electoral, llevando sobre los hombros el peso de la falta de liderazgo y de respaldo popular.

8 postulantes, la mayoría corriendo por un estatus en su hoja de vida, una minoría con ansias de colgarse en el presupuesto del Estado, salvo uno o dos que se han candidatizado para servir y para tratar de enderezar esta rama torcida que es la mayoría política e esta hora gris del Ecuador.

¿Cuál podría ser el resultado de esta proliferación de aspirantes sin respaldo? Una victoria contundente de quienes van unidos y con un solo binomio, si el pueblo ecuatoriano no siente la gravedad que vive la república y no selecciona al mejor de los numerosos postulantes para entregarle su voto y, con su voluntad mayoritaria, tratar de encontrar rectificaciones serias y profundas para que el país pueda avanzar sin providencialismos, sin vanidades y sin megalomanías, respetando los valores fundamentales de la democracia.

Y entre ellos, sin duda, son de esencial consideración la libertad, la honestidad, la auténtica división de poderes y el derecho de los disidentes a expresarse sin cortapisas ni amenazas, ni agresiones desde el poder.

Clemente Cedeño, Manta, Manabí