Cartas al director: Escudo Nacional y Halloween

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Escudo Nacional y Halloween

Quiero iniciar indicando que con mi pluma, y además por varios periodistas, escritores del Diario de su digna dirección, hemos intentado desterrar una fiesta extranjerizante llamada Halloween, porque en tiempos anteriores más del 90 % de los ecuatorianos no sabían que el 31 de Octubre es una fiesta patriótica en donde se debe rendir homenaje al Escudo Nacional de Armas, símbolo patrio, aunque no con derecho a descanso obligatorio para empleados y obreros, como algunos podrían pretender.

Todos debemos resaltar nuestro amor a la Patria difundiendo esta fecha, realizando actos de gran amor por nuestro querido Ecuador, el próximo fin de semana, en vez de fomentar novelerías entre los estudiantes menores de edad, a quienes parece atraerles todas las costumbres y tradiciones extranjeras.

Cabe indicar, señor Director, que anteriormente los propios establecimientos educativos han venido festejando Halloween, fiesta pagana y que nada tiene que ver con nuestra historia y nuestra cultura, queriendo convertir a las instituciones educativas en casas de brujas, y con disfrazar a los niños y niñas en seres estrambóticos y brujas.

Por consiguiente, quiero resaltar desde ya nuestro deber patriótico, mediante un contrato social por un Ecuador mejor, demostrando el inmenso amor a nuestros símbolos patrios, como una manera de incrementar el patriotismo ecuatoriano.

El Escudo Nacional actualmente en vigencia fue aprobado e implementado por el Congreso el 31 de octubre de 1900, bajo la presidencia del General Eloy Alfaro Delgado.

Lic. Ricardo Ordóñez Jaramillo.