Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Cambios y recambios de camisetas

Cada día que pasa, la campaña electorera se vuelve más interesante. Sobre todo por las sorpresas que nos llegan a cada rato con personajes que antes estuvieron aquí, ahora están allá y de repente se trasladan a acullá. En fin, dirá algún conformista, el mundo cambia y “en la renovación está el gusto”...

De esta manera observamos cómo al grupo al que el presidente Correa calificó, en la Semana Santa en que se conformó, como de “fanesca” y que tiene el nombre, ya hablando en serio, de La Unidad, ha quedado reducido prácticamente a la mitad, puesto que se alejaron para siempre el alcalde quiteño Mauricio Rodas y el prefecto azuayo Paúl Carrasco, para entregarse a las manos del Guillo Lasso, y creer solamente en CREO. Dejando como único aliado de “el chino” y de la candidata Cynthia solamente a Ramiro, quien alguna vez fue tan “naranja” como el general Paquito.

Otra sorpresa es que Alvarito, que había anunciado hasta no hace mucho haber roto su juramento de no perderse elección presidencial, como candidato, ahora anuncia que representará a “Adelante Ecuador, Adelante”, por enésima vez. Es decir que todo queda como antes. Mientras tanto, el prefecto Jairala, que fue oficialista a lo largo de la “década ganada” (como dicen los “verdes”) se pasa a la candidatura de los izquierdistas de oposición y se hace expulsar (aunque ya se había salido) del Frente Unido que apoya a Lenín Moreno y Jorge Glas. (FCV)