Cartas al director: ¡Lo bueno, lo malo y lo feo!

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: ¡Lo bueno, lo malo y lo feo!

Se acercan las elecciones. Y también el invierno. El Gobierno por fin pagó 20 millones de dólares a la Prefectura para dragar parte del río Guayas, con lo cual deberá convocarse un nuevo concurso para la obra, ya que el anterior se cayó.

Se acercan las elecciones. Y también el invierno. El Gobierno por fin pagó 20 millones de dólares a la Prefectura para dragar parte del río Guayas, con lo cual deberá convocarse un nuevo concurso para la obra, ya que el anterior se cayó.

Lo bueno: Más vale tarde que nunca. Es vital iniciar el dragado para proteger la cuenca del río Guayas, donde vivimos 4 de cada 10 ecuatorianos y donde se genera la mayor producción agrícola y acuícola, que hoy sostiene la economía y la dolarización de todo el Ecuador ante el fin de la era petrolera.

Lo malo: Pese a que muchos -me incluyo, desde el colectivo Manso Guayas- hemos insistido en la urgencia de dragar, los trabajos recién arrancarían en enero, según el prefecto Jimmy Jairala, cuando el invierno ya haya golpeado a nuestros agricultores por falta de dragado y caminos vecinales, más el impacto de la crisis económica actual.

Lo feo: ¿Dónde está la plata? Cuando la Prefectura recibió la competencia para dragar en abril de 2012 -¡hace 4 años y medio!- el Gobierno debió dar el dinero total para la obra, que asciende a 64 millones. Así lo ordena la Constitución. Luego, los 20 millones de ahora no son un “aporte” , sino parte del pago de una deuda que misteriosamente Jairala no ha querido cobrar. ¿Por qué la Prefectura no exige los 44 millones restantes, al menos para ponerlos como crédito a favor de Guayas? ¿Por qué los 16 asambleístas mudos de Alianza PAIS electos por la provincia no dicen “esta boca es mía” sobre el tema?

En la próxima elección, que coincidirá con el invierno, ya es hora de votar por quienes pongan el bienestar de su propia gente por encima de intereses electorales.

Ab. Héctor Yépez Martínez.