Exclusivo
Opinión

Cartas al director: Día de gloria, día de pena...

La culminación del campeonato nacional de fútbol tiene las consecuencias que tiene la vida humana.

La culminación del campeonato nacional de fútbol tiene las consecuencias que tiene la vida humana. Uno de los actores tuvo su día de gloria, llena de felicidad y de reconocimientos múltiples: Barcelona dio la vuelta olímpica. Otro de los actores tuvo, por el contrario, su día de pesares. Aucas selló su nuevo pase al descenso, pues es uno de los tantos que ha debido dejar la categoría máxima del balompié nacional para ir a la serie B.

Ocurre que los dos equipos, cada uno en su propia dimensión, han conquistado la calidad de ídolos. Aunque Aucas ha perdido mucho de su antigua prestancia, aún conserva la pasión y la solidaridad de numerosos aficionados, a pesar de sus descensos y de su falta de ubicación en los primeros lugares del campeonato. No se puede decir, sin embargo, que la idolatría por Aucas ha muerto, porque este equipo conserva mucha de la pasión que lo convirtió en ídolo de Quito y puede ser que el momento menos pensado vuelvan a reverdecer sus viejos y auténticos laureles.

Lo de Barcelona de Guayaquil ha sido la gloria popular porque luego de largos años de serias decepciones ha logrado el campeonato nacional, aún antes de que culmine el evento.

Clemente Zambrano, Manta, Manabí