Exclusivo
Opinión

Columnas: Todo pasa y nada pasa...

Si se quiere que un asunto de la naturaleza que sea no avance, la medida más “inteligente” para ello es la creación y designación de comisiones que lleven a cabo su estudio.

Si se quiere que un asunto de la naturaleza que sea no avance, la medida más “inteligente” para ello es la creación y designación de comisiones que lleven a cabo su estudio y “dentro de un plazo inexorable” presenten su informe que servirá de base para tomar la resolución final que termine con ese problema.

Pruebas al canto: con toda la alharaca del caso se le dijo al país que el “caso Gabela” iba a resolverse en un abrir y cerrar de ojos por la Asamblea Nacional toda vez que se conformó una comisión integrada por “conspicuos” ciudadanos que le dirían al Ecuador la verdad de la milanesa sobre este execrable crimen.

Ha pasado más del tiempo requerido y el caso Gabela pasó a la congeladora, ya nadie habla de él y todo esto gracias a la comisión que conoció del asunto.

Otro caso es el de las asambleístas “enredadas” en actos contrarios a la ética que debe caracterizar a “los y a las” asambleístas... Como es el cobro de diezmos a sus “panas” para conseguirles una pega en el presupuesto nacional. Esto es considerado delito. Pero como se quiere que este acto inmoral e ilegal pase al museo de los recuerdos se nombró una comisión para que las investigue, y allí está el asunto en un punto muerto.

Nada raro sería que las condecoren como hace poco tiempo la Asamblea Nacional premió con la presea más alta, como es la medalla Manuela Sáenz, a la “víctima” e “inocente” Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina. (BLC)