Costumbre de dejar todo “para mañana”
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Costumbre de dejar todo “para mañana”

Parece parte de la idiosincrasia nacional el no aceptar como válido el viejo consejo de la tan conocida expresión: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Y esa manera de ser, que podría calificársela de “tropical” por nuestra condición geográfica de estar ubicados en la mitad del mundo, hace que no seamos previsibles para cumplir a tiempo nuestros compromisos dejando pasar un valioso tiempo, lo cual, por supuesto, acarrea molestias y hasta multas que, con toda razón, se imponen desde los organismos públicos nacionales y seccionales.

Esta realidad se está demostrando, por ejemplo, en la revisión vehicular que deben llevar a cabo, con tiempo, los dueños de automotores para obtener permiso y placas correspondientes, válidas para el año que se iniciará luego de poquísimo tiempo. Y le quedan tan solo tres días a las unidades rezagadas para ser sometidas al proceso de revisión por parte de las autoridades correspondientes.

Así la acumulación, con largas filas de automóviles, buses, camiones, camionetas y motos, es enorme, con la obligación de atender a 1.800 usuarios por día, quienes no cumplieron con la calendarización entre los meses de febrero a noviembre de este año que se termina.