Cuidado los imitamos...

Exclusivo
Opinión

Cuidado los imitamos...

Los incidentes producidos en Buenos Aires en los días sábado y domingo últimos constituyen una vergüenza mundial.

El deporte es una actividad humana que tiene el noble propósito de ratificar la solidaridad y la hermandad entre los seres humanos. El triunfo en un escenario deportivo no es lo fundamental. Es la lucha por la superación física y anímica lo que debe prevalecer.

Pero, lamentablemente, estos principios morales y éticos se encuentran por los suelos porque ahora se busca que prevalezca el dinero, la prepotencia de los dirigentes, la poca calidad intelectual de los deportistas a quienes no se los educa para que sean, sino para que tengan. La violencia se impone en el mundo actual con la mirada indiferente de todos.

En nuestro país, el Ecuador, también hay demostraciones de violencia y de inseguridad en la práctica del deporte. Hay barras “bravas”. Muy poco o casi nada es lo que hacemos para superar esta etapa nefasta dentro del deporte. Como todo lo malo copiamos, ¡cuidado vayamos a copiar lo de Buenos Aires con motivo de la culminación del campeonato nacional de fútbol que está muy apretado..!!

Eduquemos a los “hinchas”. Hagámosle sentir la imperiosa necesidad de hacer deporte por el deporte para lo cual hay que dejar a un lado prepotencias, discursos insulsos de muchos dirigentes deportivos que lo único que hacen es enardecer los ánimos, de por sí tan enardecidos por causas ajenas al deporte, como las económicas, por ejemplo... (BLC)