Desde la Redacción: Los desmemoriados

Exclusivo
Opinión

Desde la Redacción: Los desmemoriados

Una de las desgracias más grandes del Ecuador es la falta de memoria histórica, que ha sido la responsable de que los errores se cometan una y otra vez.

Una de las desgracias más grandes del Ecuador es la falta de memoria histórica, que ha sido la responsable de que los errores se cometan una y otra vez. La famosa revolución ciudadana fue producto del hastío con la demagogia y las promesas incumplidas de los gobernantes de turno, tras una década caótica de derrocamientos presidenciales. Fue una época en la que los mandatarios se nombraban por doquier -uno de ellos hasta fue interino- para tratar de estabilizar la alicaída democracia que solo se la ejercía en época de elecciones. Pero en la búsqueda de una solución definitiva caímos en un proceso dictatorial sin precedentes, en el que una sola persona decidía entre el bien y el mal, fortalecido por un estado de propaganda que fue minando los derechos ciudadanos a disentir con el poder. Tras la larga noche ‘verdeflex’, llegó la aurora ‘verdecita’, que paradójicamente prometía luchar contra la corrupción, pero con los mismos protagonistas del correato entre sus filas. Es que están por todos lados, dicen, en el Ejecutivo, Legislativo, Judicial, etc., donde el cobro de diezmos es un secreto a voces. En ese contexto ocurren cosas como la fuga del exsecretario de Comunicación, Fernando Alvarado, que se paseó sin control por todo el Ecuador con un grillete electrónico chino (y chimbo), del cual finalmente se libró con una facilidad pasmosa antes de escapar en las narices del Gobierno. Él asegura que ni se imaginan quién lo ayudó a volarse. Habrá que ver cómo termina esta nueva era y ojalá que ahora no nos hagamos los desmemoriados.