Exclusivo
Opinión

Ni una menos...

Imagen silvia buendia

Nadie dice que los hombres no mueran asesinados. Lo que decimos es que las mujeres que son asesinadas, lo son en su mayoría por hombres. Y que esos hombres que las asesinan suelen ser sus maridos, novios, exnovios o conocidos. Y que eso se llama violencia de género.

La violencia contra las mujeres por parte de sus maridos no es un hecho aislado, es una práctica extendida y naturalizada en nuestro país. El 76 % de las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia señalan como responsables de las agresiones a sus parejas. Y esto además es costumbre antigua. Los esposos, amparados en la autoridad que la Iglesia, la sociedad, pero sobre todo que el Estado y sus leyes les daban sobre sus esposas, practicaron con total impunidad la violencia conyugal contra estas. El hombre, cumpliendo el rol de protector y proveedor de su mujer; era también algo así como su dueño. Hasta 1994 las mujeres estaban prohibidas por ley de denunciar a sus maridos por maltrato.

Por otro lado, nadie dice que solo las niñas sufran violaciones. Los depredadores sexuales violan niños y niñas. Pero el consenso de los estudios sobre abuso sexual infantil coincide en que entre el 78 % y el 89 % de las víctimas de violación son niñas.

Ser mujer en el Ecuador y en el mundo constituye un factor de riesgo. ¿Cuántas más niñas y mujeres deben morir asesinadas para que veamos claro esto?...