Todos tenemos miedo al fracaso

Exclusivo
Opinión

Todos tenemos miedo al fracaso

Foto de Sistema Granasa

El amor lo puede todo. Si usted hace las cosas por amor, incluso los fracasos ayudan a fortalecer los deseos de seguir, de triunfar, el ejemplo de grandes triunfadores: Einstein, Tomas Edison, Stephen Hawking, Jean Dominique Bauby tuvieron que luchar con amor y tesón para conseguir sus propósitos. Cada fracaso es parte del impulso que toda persona necesita para seguir, para aprender. Por eso en todo hay que poner primero el amor (Dios), luego la inteligencia y después el corazón. Así en orden descendente, siempre hay que pensar antes de hacer. Mucha gente hace y luego piensa, ahí vienen los sufrimientos. Es mejor experimentar en otros.

Hajjar Gibran dice que cada cual debe entonar según su propia música, su mismo son. Tu camino seguirá el mismo camino que tus sueños, empréndelos con amor, cariño y decisión y siempre te llevarán a puerto seguro. Piensa y cree en ti mismo, busca en las mil cosas que te gustan, que te atraen, y lucha y pelea por ella. Si fracasas no importa, existen un millón de opciones. Todos sabemos las cosas que no debemos hacer. Los peores aliados del fracaso son: la vagancia, las drogas, la vanidad, el desamor, la falta de objetivos claros.

Otra forma para evitar los fracasos es la paciencia, todo tiene su tiempo. No hay que apresurarse que todo llega. Hay días en que todo sale mal y luego todo se vuelve a lo que uno quiere. El fracaso es el mejor impulso para probar el éxito.