Exclusivo
Opinión

Peaje y concesión de la autopista

Imagen icono1-1

Los usuarios de la importante autopista Guayaquil-Salinas están atentos y preocupados por la anunciada, desde hace ya algún tiempo, concesión de dicha vía para su rehabilitación y mantenimiento, situación que viene aplazándose continuamente sin que hasta el momento se llegue a un acuerdo con la empresa que deberá ser la concesionaria.

Con el nuevo contrato que se firme se aumentará el precio del peaje que hasta el momento y durante mucho tiempo ha sido realmente más que irrisorio (solamente 25 centavos de dólar por cada vehículo, ida y vuelta). Sin embargo, la cantidad que se anuncia, con un aumento que llegaría a los 5 dólares, provocó un gran malestar en poblaciones de los puntos, de Guayas y Santa Elena, cruzados por la carretera. Este malestar, que no es nuevo, fue una de las causas primeras para la creación de la provincia de Santa Elena.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha decidido posponer para el próximo año la adjudicación y firma del contrato correspondiente, que se preveía para este mes.

Ojalá que el valor del peaje sea fijado por supuesto con un valor mayor que el actual pero no con una cifra tan elevada, para que no se provoque reacciones violentas de usuarios y pobladores.