Exclusivo
Opinión

Doble triunfo de los partidarios de Lenín

La actitud asumida por el presidente Lenín Moreno respecto de la ya anunciada Consulta Popular no se trata de movida política, sino de asumir la responsabilidad que le señala la ley, cuando la Corte Constitucional no emite el informe respectivo en el término reglamentario de 20 días.

Las maniobras que han sido el estilo del gobierno anterior, precisamente de ese grupo deteriorado, y la palabra de su máximo conductor, están visiblemente deterioradas.

La Consulta Popular se realizará no por maniobra del gobierno actual, sino por un mandato legal que preveía alguna clase de boicot, y puso la norma para que no se impida la voluntad popular, que es el máximo poder en una democracia auténtica.

Ante la responsabilidad política que tenía el gobierno actual con el pueblo ecuatoriano, las actitudes del ahora empequeñecido grupo del correísmo no pasaron y ahora el Consejo Electoral reconoce como la directiva legítima de Alianza PAIS a la presidida por Lenín Moreno, a quien se quiso destituir con una gestión que no prosperó.

De esa manera, vamos a la Consulta Popular y las preguntas que están en manos del organismo electoral serán aprobadas o negadas por la mayoría de ecuatorianos.