Editorial: Cruceros de estudio
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Cruceros de estudio

Llegó recién a Guayaquil un crucero muy especial, porque sus pasajeros no son turistas, sino estudiantes que reciben su formación académica visitando diversas ciudades para analizar sus características y realidades. 600 alumnos desembarcaron en el Puerto Principal y visitaron sitios importantes de la ciudad, pero su análisis no debe generalizarse.

Las ciudades tienen sus características que se manifiestan en sus habitantes y en sus lugares emblemáticos y, también, en sus barrios problemáticos, en sus instituciones y, en Guayaquil especialmente, los grupos del voluntariado deben ser conocidos por los estudiantes visitantes porque el ejercicio de la ayuda es muy original gracias al alma de esta ciudad, y los lugares con dificultades exponen sus problemas y demuestran aquello que buscan superar en cuanto a pobreza, abandono y marginación; asuntos que no se deben ocultar porque todas las ciudades del mundo, aún las más importantes, enfrentan dificultades, y su conocimiento por visitantes de tan especial condición como los estudiantes, podría contribuir a buscar soluciones y a entender las dificultades por las que atraviesan especialmente las grandes urbes.