Editorial: Es hora de trabajar

Exclusivo
Opinión

Editorial: Es hora de trabajar

Se viene una nueva jornada de manifestaciones convocada por diversos sectores para exigir al presidente Guillermo Lasso que cumpla ciertas demandas en materia laboral y social, una de ellas es la liberación de los precios de los combustibles, medida que fue heredada del gobierno de Lenín Moreno y que ya hace años el Fondo Monetario Internacional venía sugiriendo su abolición.

El escenario se torna complicado para el presidente. A nivel de transporte se exige un ajuste en los precios de los pasajes para poder equilibrar en algo las pérdidas que se generan en su actividad que ha visto un incremento de repuestos muy acelerado durante los últimos años.

Los agricultores también se quejan del precio de los combustibles y aducen que les afecta de manera directa en el precio de sus productos, aunque ya se ha demostrado que el rubro de combustibles o transporte en la cadena de valor genera un ligero aumento en la producción de cualquier producto agrícola. Pero los más molestos son los contrabandistas que no podrán ofrecer los hidrocarburos a precio de ‘gallina con peste’.

Se busca presionar al Gobierno para que baje los precios de los combustibles o congelarlos como última opción cerrando las vías, cortando los servicios de transporte y afectando la economía de los que desean trabajar. Como siempre están inmiscuidos los mismos dirigentes políticos de toda la vida que tratan de ‘pescar a río revuelto’ cualquier tipo de protagonismo para en un futuro ganar un par de votos. Es hora de trabajar y dejar cualquier diferencia atrás. Pilas, que ‘barco varado no gana flete’.